Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO POR LAS INFRAESTRUCTURAS

Cataluña se rebela por el AVE

La Generalitat propone un frente común para defender la llegada del AVE al aeropuerto

El globo sonda lanzado por el Ministerio de Fomento sugiriendo que el AVE no llegaría al aeropuerto reventó ante el conato de sublevación que se produjo en Barcelona. Desde el Gobierno catalán, que propuso formar un frente común, hasta los pequeños comerciantes, que aseguraron que la decisión supondría pérdidas multimillonarias para la economía catalana, pasando por las agrupaciones de empresarios, los municipios afectados y los partidos políticos, todos, salvo el PP, mostraron irritación ante el proyecto.

Piqué tenía prevista una reunión con organizaciones empresariales para debatir diversos asuntos, pero al final sólo hubo una cuestión: la rebelión de los empresarios por el asunto del AVE. Piqué defendió la decisión afirmando que ninguna ciudad tiene un aeropuerto con AVE y ofreciendo inversiones como contrapartida. Entre otras, la integración tarifaria de Renfe, de forma que el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que el jueves se reunirá con el ministro Francisco Álvarez-Cascos, pudiera anunciar algún triunfo. En ese mismo momento, el portavoz del Gobierno, Pío Cabanillas, afirmaba en la comparecencia pública tras el Consejo de Ministros, que el Gobierno aún no había tomado una decisión sobre el recorrido del AVE. Cabanillas ni confirmó ni desmintió la noticia de que el AVE no pasaría por el aeropuerto.

Dirigentes del PP de Cataluña intentaron también presentar el asunto como algo no decidido totalmente, pero el clima general era de una gran desconfianza. A pesar de que en la comida con los empresarios, el ministro Piqué trató de sellar un pacto de silencio, a la salida de la misma varios directivos explicaban la dura reacción del empresariado a la posición de Piqué, quien, sin embargo, no se movió un ápice en su defensa del proyecto de Fomento que prevé que el AVE no pase por el aeropuerto de El Prat, en contra de la posición de todas las administraciones catalanes, que por primera vez se habían puesto de acuerdo en su propuesta.

En medio de la tormenta, el Ministerio de Fomento reiteró que mantiene la voluntad de consenso con todas las administraciones interesadas y que intentará trabajar 'de común acuerdo' con ellas en la resolución final del expediente. Como muestra de esa voluntad citó la reunión mantenida ayer mismo entre el secretario de infraestructuras, Benigno Blanco, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Casas, dedicada casi exclusivamente a asuntos ferroviarios y al AVE en particular. El encuentro entre Casas y Blanco, al que asistió también el director de Ferrocarriles del ministerio, Manuel Niño, se prolongó durante unas cuatro horas. Los tres analizaron el proyecto de Fomento y las alegaciones municipales que defienden que el AVE pase por el aeropuerto.Terminada la reunión, las partes ratificaron el deseo de llegar a acuerdos sobre el trazado. Benigno Blanco insistió en la voluntad de consenso del ministerio y Xavier Casas también afirmó haber percibido la disposición del secretario de Estado de Infraestructuras de dedicar tiempo al proyecto de forma que se limaran las diferencias. Al llegar a Barcelona, Casas convocó a la prensa para explicar que la postura del Ayuntamiento es defender el diálogo, pero sobre la base de que el tren pase por el aeropuerto.

El alcalde de Barcelona, Joan Clos, apuntó ayer la posibilidad de que el Gobierno central pueda tener además dificultades para hacer llegar hasta la frontera francesa el corredor ferroviario de Alta Velocidad Madrid-Barcelona. Ayer se supo que se ha suspendido la reunión que los gobiernos español y francés debían tener sobre la contrucción del túnel de Figueres a Puigcerdà, 'sin que el Gobierno español haya dado ninguna explicación sobre este asunto', según Clos.

Desprecio a Cataluña

El Gobierno de la Generalitat se declaró dispuesto a formar un frente común en Cataluña por el AVE. El consejero de Política Territorial y Obras Pública, Pere Macias, afirmó ayer que si no hay un desmentido formal desde Fomento sobre las informaciones publicadas 'convocaremos a todos los partidos políticos, los agentes sociales y económicos para decidir cuál será la respuesta desde Cataluña'.

Macias hizo estas declaraciones por la mañana, horas antes de que Fomento emitiera un comunicado anunciando que la decisión no estaba tomada. Por la tarde, el titular de Política Territorial emitió una nota en la que, agarrándose a la posición oficial del ministerio, daba por cerrado el asunto al considerar que Fomento desmentía que el AVE no fuera a pasar por el aeropuerto. Macias conocía, no obstante, que en ese momento Piqué estaba defendiendo ante los empresarios la postura contraria.

Macias repitió a lo largo del día que 'el aeropuerto es parte del futuro de Cataluña' y aseguró que el hecho de enterarse por la prensa de la situación ha provocado 'un malestar muy evidente' en el Ejecutivo catalán porque demuestra un 'profundo desprecio por las instituciones catalanas' por parte del Gobierno del PP, informa Cristina Andreu.

El conseller en cap y secretario general de CDC, Artur Mas, dijo en Lleida que la Generalitat exigirá al Ministerio de Fomento que el tren de alta velocidad pase por el aeropuerto de Barcelona porque para las aspiraciones de Cataluña es muy importante aprovechar al máximo esta infraestructura. Mas añadió: 'Defenderemos una posición conjunta con todas las fuerzas políticas, sociales y económicas de Cataluña para reclamar una inversión que para nosotros es estratégicamente fundamental para el futuro', informa Lluís Visa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de febrero de 2001

Más información

  • El alcalde Clos teme que el tren de alta velocidad no llegue a la frontera en el plazo previsto