Entrevista:ROSINA GÓMEZ BAEZA | DIRECTORA DE ARCO

'Andalucía es mucho más que una moda, preveo un renacimiento'

Es una de las mujeres más poderosas de la creación actual española. Sin embargo, Rosina Gómez Baeza es una gran diplomática. Lleva al frente de la feria de arte contemporáneo Arco desde 1987, tras la gestión de Juana de Aizpuru. Ha convertido la feria en un acontecimiento social donde parece imposible que quepa más gente. Presentó en Málaga la representación galerística e institucional andaluza que acudirá a la 20ª edición de la feria.

Pregunta. ¿Qué supondrá el vigésimo aniversario de Arco?

Respuesta. Un balance de la situación del arte contemporáneo en nuestro país. Y hallar explicación a la falta de presencia del arte español en el exterior. Que no es otra que la ausencia de coleccionismo español. Por eso no podemos producir grandes exposiciones. Y por eso Arco invierte tanto dinero en atraer a especialistas y coleccionistas internacionales.

P. Últimamente se multiplica la presencia institucional.

R. Las instituciones tienen la responsabilidad de facilitar el acceso a la creación artística a una población ávida. Y deben también crear un patrimonio actual para no tener otra vez que recuperar el pasado de forma tan costosa. La verdad es que aún no se reconoce el papel fundamental de las galerías en España. Fomentamos la colaboración entre instituciones y galerías. Esa es la manera de trabajar: artistas, galerías, comisarios e instituciones colaborando entre sí.

P. Es el año de mayor participación andaluza en Arco. Sin embargo, la región sigue aún por debajo de sus posibilidades.

R. Ni los andaluces se dan cuenta de su increíble potencial ni de las corrientes de simpatía que reciben. Creo en un renacimiento del papel del alma y la expresión andaluza. Andalucía es mucho más que una moda, es la expresión viva de una serie de corrientes culturales de creciente interés en el ámbito de lo ibérico.

R. ¿Qué realidad ha encontrado en la región?

P. Una renovada ilusión. Hay que resolver carencias y retrasos seculares. Pero se hará porque la característica de la cultura andaluza es la apertura constante. Las galerías necesitan apoyo de particulares e instituciones, pero acabarán siendo capitales. Hay que cuidarse de las injerencias y tics localistas, absolutamente nocivos para la creación.

P. ¿Qué le parece que en Málaga la gente se eche a la calle para reivindicar la Aduana como Museo de Bellas Artes?

R. No tengo datos para saber si la Aduana es o no el mejor espacio. Pero si una población se echa a la calle por esto, es muy interesante. Tenemos a una sociedad comprometida con su realidad artística. Es además muy bonito que un museo se debata a nivel popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de febrero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50