Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma se suma en Euskadi a la oposición al Plan Hidrológico

La plataforma quiere ayudar a impedir que el Plan Hidrológico salga adelante, aunque admite que se trata de 'un tren que va a toda velocidad', según aseguró ayer el portavoz, Víctor Peñas, profesor de la Facultad de Geografía e Historia y de Arqueología en la Universidad del País Vasco y, asimismo, portavoz de la Mesa del Agua del Ayuntamiento de Vitoria. La nueva agrupación cree desafortunada la gestión que el Gobierno central hace del agua, pero también critica al Ejecutivo vasco por haber votado favorablemente al plan. La plataforma advierte de que el trasvase del Ebro a la cuenca mediterránea puede afectar al País Vasco, 'aunque no se vayan a ejecutar obras en esta zona' y a medio plazo puede darse 'un encarecimiento del agua al disminuir el caudal'. Ante todo, quiere llamar la atención sobre los efectos perjudiciales que tendrá sobre el río en su conjunto: 'Habrá impactos sociales, económicos y medioambientales, sobre todo en el delta [del Ebro]'. 'El plan, de 800 páginas, apenas dedica página y media al delta. Y no se tiene en cuenta que el río, además de agua, también lleva sedimentos y que si éstos no llegan al delta habrá una mayor intrusión salina. Los agricultores de la zona están preocupados', indicaron ayer.

Los miembros de la plataforma recuerdan que el consejero de Agricultura, Iñaki Gerenabarrena, 'se ha manifestado públicamente en contra del trasvase' y, sin embargo, el Gobierno vasco votó a favor del plan en el Consejo Nacional del Agua. 'Le pediremos explicaciones', anunciaron. Una vez que el Ministerio de Medio Ambiente recibió la semana pasada la aprobación del consejo, llevará el proyecto de ley al Parlamento para su aprobación definitiva.

Los colectivos que agrupa la plataforma creen que el Gobierno central ha presentado el Plan Hidrológico como si se tratase exclusivamente de un trasvase de agua desde el Ebro hasta la cuenca mediterránea. 'Si lo ha querido explicar de otra manera se ha equivocado', precisaron. La plataforma cree que los ríos españoles 'ya están suficientemente fragmentados' y subrayaron que España 'es el país con más presas por superficie hidráulica del mundo'.

Movilizaciones

Ante la aprobación del borrador, la plataforma ha precipitado su presentación en público y, aunque carece aún de un calendario de actuaciones, tiene previsto incorporarse a las movilizaciones programadas en otras ciudades. El colectivo recuerda que, fuera de la vertiente del Ebro, el País Vasco se ve afectado por el Plan Hidrológico por la futura construcción de la presa de Erbi o Herrerías, declarada de interés general. El embalse se situaría al norte de Álava y abastecería al área metropolitana de Bilbao como complemento a los pantanos del Zadorra. La plataforma cree que antes de acometer las obras 'es necesario un estudio serio de las demandas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001

Más información

  • Critica al Gobierno vasco por votar a favor del trasvase del Ebro