Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El debate está empezando por el lugar equivocado'

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Ruud Lubbers, discrepó ayer en Bruselas con la posición del ministro británico del Interior, Jack Straw, pidiendo la reforma de la Convención de Ginebra. 'El debate está empezando por el lugar equivocado', declaró. Lubbers aseguró que 'no es necesario cambiar la Convención', aunque sí compartió con el Gobierno británico la idea de que el problema de los refugiados debe empezar a resolverse en los países de origen. El máximo responsable de ACNUR se reunió en Bruselas con los representantes de la UE y de la OTAN. El objetivo de su visita es conseguir estrechar más las relaciones multilaterales para mejorar la protección de los refugiados y asilados.

Lubbers dijo que la UE dispone de la capacidad económica y política suficiente para ser 'más generosa' con los refugiados y recibir a un mayor número. 'No se pueden cerrar los ojos ante un problema que no para de crecer', dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de febrero de 2001