Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JULEN GUERRERO | CENTROCAMPISTA DEL ATHLETIC | La jornada de Liga | FÚTBOL

'Me quedo con mis sensaciones'

Según una opinión cada vez más extendida entre la afición, Julen Guerrero ha adquirido últimamente el tono grisáceo que caracteriza al Athletic. Sin embargo, él no comparte ese juicio. Muy al contrario, asegura estar satisfecho tanto con su juego como con su trabajo.

Pregunta. Parece que ya no se habla tanto de usted.

Respuesta. Lo único que puedo decir es que el cariño de la gente ha aumentado año tras año. Es algo que veo cada domingo y me siento muy orgulloso de ese contacto que existe desde el primer día y que es lo más bonito que me puede ocurrir durante la carrera.

P. Lo cierto es que ahora si se habla de usted es para criticar su juego, algo que no le hace mucha gracia.

R. Yo he respetado siempre la opinión de todos. Lo importante es que los que me aprecian, el entrenador, los compañeros..., valoren lo que hago en el campo.

P. Así que está contento con su juego.

R. Absolutamente. Yo creo que la temporada está siendo muy buena en todos los aspectos. Estoy muy satisfecho de la aportación que vengo haciendo al equipo en todas sus facetas.

P. ¿Cuánto tiempo dedica a diario a leer la prensa deportiva?

R. Pues, ahora mismo, poco porque la opinión importante es la de uno mismo. Son las sensaciones personales las que van a darme las claves de lo que tengo que mejorar o de lo que ya hago bien.

P. Es decir, no le interesa lo que se dice acerca de su juego.

R. Lo que pasa es que yo comprendo que para el periodista es difícil evaluar a la perfección el trabajo de 11 o 14 jugadores en un partido. Por eso creo que es difícil opinar sobre lo que ha hecho uno en particular en 90 minutos. Así que me quedo con mis sensaciones, con las experiencias que vivo dentro del campo.

P. Usted va para periodista. ¿Qué opina de ellos?

R. Hacen su trabajo de manera profesional.

P. ¿Tiene futuro como periodista?

R. No lo sé. Primero, tengo que acabar la carrera. Lo importante es tener opciones para elegir. Lo duro sería acabar y no tener nada.

P. A poco que le rozan en el área le pitan penalti.

R. Creo que en nueve años sólo me han pitado dos o tres. Lo que pasa es que el sábado pasado me pitaron uno; además, de forma justa.

P. ¿Se sintió identificado con Simão cuando le pisoteó Ayala?

R. No me gusta hablar de este tipo de acciones. Prefiero hablar de fútbol.

P. ¿Se siente respetado por los grandes jugadores de la Liga?

R. Yo me siento uno más del fútbol. Al fin y al cabo, todos somos personas y el respeto mutuo es fundamental, no sólo en el fútbol.

P. ¿Por qué se llevaba mal con Luis Fernández, el ex técnico del Athletic?

R. No nos llevábamos mal. Nos llevábamos como cualquier otro entrenador y jugador.

P. ¿Cree que ha pasado el momento de que el Real Madrid o el Barcelona le llamen?

R. No lo sé, pero tampoco me preocupa. Tengo 27 años, aunque parece que tengo más porque llevo aquí nueve años. Creo que todavía me queda mucho.

P. ¿Le llena realmente la rutina de entrenarse, viajar y jugar partidos no muy buenos?

R. No estoy de acuerdo con lo de 'partidos no muy buenos'. Los partidos siempre tienen algo y hacemos algo que nos gusta. Disfruto con lo que hago.

P. ¿No se aburre?

R. Todos los partidos son diferentes. Hay momentos en los que lo pasas mejor que en otros porque el juego es más vistoso, aunque a veces hay pocos espacios y es difícil jugar.

P. Envidia algo que su condición de estrella le niegue.

R. No; a mí la palabra envidia no me gusta ni mencionarla. Yo creo que cada uno tiene que ser feliz con lo que tiene y tratar de rodearse de gente que te dé alegría y confianza. No me gusta la palabra envidia.

P. ¿Le interesa la amistad?

R. Sí. Es importante y bonito poder confiar en la gente; sobre todo, en los momentos difíciles. Al principio, es difícil discernir quién se acerca para meterte un gol o quién por verdadera amistad.

P. ¿Cree que hay muchos divos en el fútbol?

R. En el fútbol, como en cualquier otra profesión. La vida se rige de esta manera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de febrero de 2001