UNIVERSIDAD | FORNER DICE QUE 'AHORA NO ES EL MOMENTO'

El PP supedita la ampliación del campus de Alicante al nuevo rector

El director general de Universidades, Salvador Forner, se escudó ayer en el proceso electoral que vive el campus de Sant Vicent del Raspeig para evitar pronunciarse sobre las 'penurias de falta de espacio' que tienen en estos momentos profesores y alumnos. 'Son decisiones demasiado importantes que se deben resolver con un nuevo rector y no creo que éste sea el mejor momento', comentó Forner, tras acudir a un acto estrictamente académico, donde el rector en funciones repasó las asignaturas pendientes del Consell en este campus.

La festividad de Santo Tomás de Aquino recuperó ayer su espíritu reivindicativo. El rector en funciones de la Universidad de Alicante, Salvador Ordóñez, aprovechó la presencia del director general del ramo, Salvador Forner, para repasar minuciosamente las cuestiones pendientes de su departamento. La falta de espacio docente e investigador, los incrementos retributivos para los docentes y la revisión de los objetivos fijados en el Plan de Financiación fueron los temas que Ordóñez incluyó en su parlamento ante los nuevos doctores y los premios extraordinarios de final de carrera.

El rector en funciones instó a la Generalitat a 'estudiar junto a las universidades la posibilidad de asumir mejoras e incrementos retributivos, de modo análogo a como lo han hecho en otras comunidades autónomas, para que no se produzcan agravios comparativos', y recordó que aunque el curso pasado se lograron importantes avances en la financiación por objetivos, en estos momentos 'los fondos siguen estancados' y confió en que durante este curso se 'desbloqueará' esta incertidumbre financiera. En estos momentos, la Universidad no ha podido presentar la liquidación del presupuesto definitivo del año pasado, por lo que la redacción del presupuesto de este año está paralizada.

Por otra parte, la creación de un área complementaria de investigación es, a juicio de Salvador Ordóñez, un 'objetivo irrenunciable'. Según sus datos, la Universidad de Alicante sufre 'una gran penuria' de espacios con un déficit estructural que supera los 20.000 metros cuadrados; esta situación obliga en algunos casos, a que profesores y alumnos ocupen aulas y laboratorios en tres turnos, con lo que se deteriora la calidad docente e investigadora. Ordóñez dijo que 'en este momento no es posible en el campus actual la solución de los problemas de espacio para docencia teórica y práctica, investigación, servicios y equipos científicos, sin menoscabo de la calidad ambiente en la que debe de transcurrir la vida universitaria'.

Al término del acto académico, al que sorpresivamente acudió el director general de Universidades a tan sólo tres meses de las elecciones, éste condicionó la solución de todos estos problemas a la votación de un nuevo equipo rectoral: 'Ahora considero que no es el momento de adoptar decisiones tan importantes para esta universidad'. Y en el caso de la necesaria ampliación del campus recordó que esta actuación se debe contemplar en el horizonte mínimo de 'tres años, porque eso lleva su tiempo y no debemos improvisar', dijo Forner al recordar que la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Alicante fijará también los criterios sobre la posible ampliación del campus y anunció que la Consejería de Obras Públicas deberá redactar un plan especial para esta zona.

'Yo no he recibido nada, no tengo ningún proyecto sobre mi mesa', comentó extrañado Forner. 'Las últimas propuestas de nuevas inversiones para edificios se han concedido, pero creo que no se ha planificado debidamente', agregó el director general de Universidades. Por su parte, sobre la reunión pendiente entre la Universidad, la Generalitat y el Ayuntamiento de Alicante para estudiar la posible ampliación del campus, Forner anunció que esta semana se iba a reunir con el arquitecto que ha redactado la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, Lluís Cantallops. Por último, el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, del PP, dijo ayer que se reunirá con la Universidad 'cuando considere oportuno, porque la ampliación del campus no es una cosa indudablemente urgente, y se debe prever con más tiempo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 2001.