Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Maestranza Films | EMPRESAS

La embajadora del cine andaluz

'Elegí este nombre porque me parecía muy sevillano y porque, además, significa la maestría de hacer algo, en este caso películas'. Antonio Pérez, el productor de moda en Andalucía gracias a los éxitos de Solas y Nadie conoce a nadie, es el socio mayoritario de Maestranza Films, productora que dirige desde su creación, hace más de 10 años, y con la que ha conseguido exportar el cine realizado en la comunidad por todo el mundo.

En la pasada década esta compañía participó en la producción de nueve películas, algunas con una pequeña participación, como las francesas Romance peligroso, ¿Entiendes? y Limpieza en seco, premiada en la Mostra de Cine de Venecia, o la argentina El viento se llevó lo que, con la que obtuvo la prestigiosa Concha de Oro en el Festival de cine de San Sebastián. Ahora Maestranza Films no interviene directamente en coproducciones, sino a través de la compañía THP, en la que Pérez cuenta con una tercera parte. Con esta empresa ha participado en Terca vida, ganadora del Colón de Oro del público en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, y Sabrina Love, un título pendiente de estreno, dirigido por el argentino Alejandro Agresti y protagonizado por Cecilia Roth.

En el primer trimestre del año pasado fue la primera productora en número de espectadores

Además de las citadas Solas y Nadie conoce a nadie, Maestranza Films ha producido también Contra el viento, Belmonte y Fugitivas, de los andaluces Francisco Periñán, Juan Sebastián Bollaín y Miguel Hermoso, respectivamente. En los criterios que emplea Antonio Pérez pesa el componente andaluz. 'Por encima de valoraciones industriales, doy prioridad a proyectos de gente de aquí'. Tampoco duda en aplicar una discriminación positiva en beneficio de profesionales andaluces a la hora de contratar al equipo técnico para los rodajes.

La diversidad en planteamientos y argumentos es otra baza importante que aplica Pérez al seleccionar qué proyectos producir. 'Me gusta hacer películas diferentes y no repetirme ni especializarme en ningún género'. Aún así, a su compañía llegaron muchos guiones inspirados en Solas y, poco tiempo después, en Nadie conoce a nadie. 'Incluso alguien nos mandó dos secuelas de ésta, una ambientada en la Feria y la otra en el Rocío'. Por ello, una de las siete personas que componen la plantilla de esta compañía se encarga de leer cada uno de los guiones que llegan -unos 200 el año pasado- y de elaborar el preceptivo informe. El resto de la plantilla está formada por una secretaria, un administrativo, un contable, una abogada y una ayudante de producción.

Solas y Nadie conoce a nadie han sido, con diferencia, los títulos que más han contribuido al lanzamiento de Maestranza Films en el panorama cinematográfico español. De hecho, en el primer trimestre del año pasado fue la primera productora en número de espectadores debido justamente a estos dos títulos.

Aunque Nadie conoce a nadie recaudó más de 900 millones de pesetas -el doble de su presupuesto-, la rentabilidad fue mayor con Solas, ya que los ingresos -600 millones- multiplicaron por cuatro el coste. Para Antonio Pérez en el primer caso la satisfacción fue eminentemente económica, mientras que con la aclamada película de Benito Zambrano fue de carácter artístico.

Con todo, como bien se preocupa en matizar, de la cantidad recaudada sólo llega a la productora menos del 30%, el resto se lo quedan los exhibidores (propietarios de los cines) y los distribuidores. 'Y del porcentaje que nos llega hay que restar los gastos de promoción, publicidad y copias, que en Nadie conoce a nadie superaron los 150 millones de pesetas', dice.

A la hora de producir la película de Mateo Gil, Antonio Pérez se planteó el reto de captar el interés del público, especialmente el formado por los jóvenes de 16 y 17 años que no suelen ver producciones nacionales. 'Mi padre tenía un cine, por eso siempre he tenido muy claro que hay que estar cerca del público, así que en muchas ocasiones voy a los multicines y me acerco a la gente para oír disimuladamente qué argumentos les lleva a elegir una película y no otra'.

El año pasado 850.000 personas vieron en los cines españoles las producciones de Maestranza Films. Aunque en el extranjero las cifras no son comparables, en EE UU ha habido colas para ver Solas, una película que se ha vendido a más de 40 países y que ha contado con el respaldo del público en países tan dispares como Suecia o Argentina.

Datos de interés

Dirección C/ Martín Villa, 3 3ª. 41003-Sevilla Teléfono: 902 17 03 41 Empleos 7 personas estables y hasta 70 en rodajes Facturación 400 millones en 2000 Producción Producción de cine

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de enero de 2001

Más información