Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

El 'comando Donosti', la reserva permanente de ETA, comete su quinto asesinato en un año

Guipúzcoa, el territorio situado junto a la frontera, y el comando Donosti, una estructura operativa formada por diversos grupos independientes entre sí, son la reserva permanente que le queda a la actual organización: la ETA posterior a la tregua, que se prolongó desde septiembre de 1998 hasta diciembre de 1999. A pesar de los cambios introducidos para blindarse ante el peligro de ser espiados e infiltrados -la última obsesión de los dirigentes etarras-, la banda tiene su principal punto de apoyo en este territorio, que le garantiza la cantera de militancia joven más numerosa y, sobre todo, le sigue aportando el apoyo social en el momento en el que sus atentados son socialmente abominados.

Guipúzcoa, según fuentes policiales, se han convertido en la zona de seguridad para los comandos, ya que en dicho territorio ETA mantiene un colchón social que ya no encuentra en las demás provincias vascas ni en Navarra. El Donosti es, por eso, su comando clave, la reserva que utiliza la dirección de ETA de forma intermitente. Y la pone en juego cada vez que fallan los comandos repartidos por España, con los que ha pretendido dar una imagen de capacidad técnica y fortaleza organizativa, que se ha ido desinflando al ser desarticulados los grupos que ha ido construyendo en Madrid, Cataluña o Andalucía.

Durante los 14 meses transcurridos desde que ETA rompió la tregua, el Donosti ha sido el único grupo de los que operan en el País Vasco casi indemne ante la presión policial. La última detención de uno de sus taldes (grupos) se remonta a marzo de 1999, en pleno alto el fuego, a raíz de la captura en París del jefe de los comandos ilegales (con activistas fichados) José Javier Arizkuren Ruiz, Kantauri. Fueron detenidos en San Sebastián los terroristas a sueldo Sergio Polo y Kepa Etxeberria. Ahora acaba de sufrir un golpe logístico al haber localizado la policía el zulo en el que el grupo de legales compuesto por Sagrario Yoldi y Francisco José Ramada (entregados por el Gobierno de México) mantuvo secuestrados a José María Aldaya y Cosme Delclaux.

El Donosti ha cometido cinco asesinatos desde la ruptura de la tregua y 26 atentados con bomba, algunos de ellos fallidos, que suponen el 37% de las acciones terroristas de ETA. Por contra, el comando Vizcaya saltó por los aires el 7 de agosto en Bilbao, víctima de su propia bomba, y el comando Áraba, con ramificaciones en Durango (Vizcaya), fue desarticulado.

Por eso, la policía atribuye a los nuevos taldes de este comando Donosti que se refugia en la comarca donostiarra una actividad 'itinerante' y le consideran autor de los últimos atentados cometidos en Vizcaya y Navarra.

Anoche, varios desconocidos quemó un vagón de tren en la estación de Rentería (Guipúzcoa).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2001

Más información

  • La banda mantiene varios grupos en la provincia en la que cuenta con más apoyo social