Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una profesión muy televisiva

Las vicisitudes profesionales de los abogados han resultado siempre muy atractivas para la televisión. Pero abundan más las producciones estadounidenses que las de factura nacional. En cambio, asistimos a un exceso de ficciones dedicadas a policías y detectives, periodistas, médicos, taxistas e incluso trabajadores sociales o psicólogos. Quizás por las razones que apuntan los responsables de Abogados: porque el proceso judicial español da poco juego para el espectáculo, unido al desconocimiento de los espectadores.

Esto ha permitido que los televidentes conozcan al dedillo las incompatibilidades de los miembros de un jurado norteamericano y muchos desconozcan, por ejemplo, que los abogados españoles deben usar la toga en un juicio. Lo cierto es que los espectadores podrán recordar muchas más series extranjeras que propias. Desde La ley de Los Ángeles hasta Ally McBeal.

Sin embargo, no han faltado los picapleitos en la televisión española. Pocos recuerdan que la profesión de los protagonistas de Anillos de oro (TVE), interpretada por Ana Diosdado e Imanol Arias, era la de abogados especializados en divorcios (la serie se estrenó recién aprobada la ley que los permitía). También abordó esta profesión Turno de oficio (TVE), con Juan Echanove y Juan Luis Galiardo, que incluso tuvo dos etapas: en la primera, Echanove interpretaba a un abogado sin experiencia y en la segunda recuperaba el mismo personaje, pero ya con más años. Esta última tuvo menos éxito que la anterior.

Las cuestiones jurídicas también han interesado al espectador, hasta el punto de que llegaron a emitirse programas basados en juicios. Fue el caso de Tribunal popular (TVE), presentado por Javier Nart y Ricardo Fernández Deu. Esta idea se recuperaría años después con Veredicto.

Otra serie que abordó la abogacía fue Más que amigos (Tele 5), ya que dos de los personajes principales compartían bufete.

En diciembre pasado finalizó la última producción dedicada a los abogados, La ley y la vida (TVE), ambientada en una gran firma y en un bufete pequeño. En abril se estrenará la última.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de enero de 2001