Tribuna:EURO | COYUNTURA INTERNACIONAL
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Trabajo para Suecia

Durante el primer semestre de 2001, Suecia asume la presidencia rotatoria de la Unión Europea (UE) y, con ello, las tareas pendientes de las cumbres de Lisboa y Niza. Muchos objetivos que deben afrontarse, pero pocos planes concretos. Organizar este trabajo es ahora la tarea de la nueva presidencia, que centra sus prioridades básicas en tres puntos: ampliación al Este, empleo y medio ambiente. Todo ello sin olvidar que, por su posición geográfica, Suecia trata también de introducir un mayor protagonismo del norte europeo y, en particular, pretende fomentar la cooperación con Rusia.

La ampliación al Este es la principal tarea heredada. En Niza se planteó la necesidad de dar un impulso a las negociaciones con los países candidatos a la adhesión, en especial con los que podrían protagonizar la primera fase de la expansión (Polonia, Hungría, Estonia, Eslovenia y la República Checa). El objetivo es que estas negociaciones terminen a finales de 2002, de manera que antes de las elecciones parlamentarias europeas de 2004 estos países ingresen en la UE. Muchos de los temas pendientes serán, sin duda, problemáticos. Entre ellos, el calendario para la libre circulación de personas se plantea como una dura negociación, incluso en un momento en el que las tendencias demográficas en los países de la UE señalan una reducción de la población activa. La agricultura, con un notable peso en los países candidatos, será otra cuestión complicada, ya que estos países reclaman la financiación de los subsidios directos a los agricultores, un coste no incluido en la Agenda 2000. Para avanzar en la negociación con los candidatos se han previsto reuniones en marzo y mayo, cuyas conclusiones deberán evaluarse en la reunión de ministros en junio y deben permitir la elaboración de un calendario de ampliación en la cumbre de Göteborg, los días 15 y 16 de junio, con la que finalizará la presidencia sueca.

Ampliación, Empleo y Medio Ambiente son los objetivos de Suecia -

El empleo, segunda de las prioridades, es una herencia de la cumbre de Lisboa. El objetivo es avanzar hacia el pleno empleo, sin olvidar la agenda social, en particular, cuestiones como la sostenibilidad de los sistemas de pensiones o la lucha contra la discriminación. Esto exige fomentar la educación y también implica reformar los mercados. Para ello está previsto trabajar en la liberalización de los servicios. La cumbre sobre el Empleo en Estocolmo, en marzo, será una buena oportunidad para ver el progreso del último año y diseñar planes de futuro.

Por último, la política medioambiental y el desarrollo sostenible exigen una discusión sectorial que se enmarca dentro del Sexto Programa de la Comisión Europea sobre esta materia. La regulación de los productos químicos, la restricción de emisiones de gases o la cooperación internacional son algunos de los temas a abordar.

A Suecia le toca un turno duro, el turno del trabajo, en un momento en el que Europa no debe esperar más para hacer las reformas pendientes.

Mayte Ledo es economista jefe para la OCDE y Mercados del servicio de estudios del BBVA.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS