OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Retraso mental y asociacionismo

Desde que la Asociación Americana sobre Retraso Mental propuso en 1992 un nuevo concepto de Retraso Mental, se ha producido un cambio importante en la consideración de las personas que lo padecen. Esta definición ha sido adoptada por las Asociaciones en torno a los discapacitados psíquicos. Se pretende que todos entendamos a la persona con Retraso Mental desde esta nueva concepción:'El retraso mental se refiere a limitaciones sustanciales en el funcionamiento actual. Se caracteriza por un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, que coexiste junto a limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidades de adaptación: comunicación, cuidado propio, vida en el hogar, habilidades sociales, autodirección, salud y seguridad, ocio y trabajo... El retraso mental se ha de manifestar antes de los 18 años de edad'. Las personas con retraso mental necesitan apoyos específicos para hacer frente a las limitaciones en su funcionamiento en el medio social y cultural en el que viven y progresar en sus condiciones de vida.¿Y quién no?.

El Movimiento Asociativo en torno al retraso mental, creado por y para las propias familias afectadas, lleva 40 años peleando por defender los derechos de estas personas. A lo largo de estos se han ido creando centros y servicios, procurando satisfacer sus necesidades en las diferentes etapas del desarrollo. Asociaciones como Uribe Costa, han ido creando Centros de Día, Centros Ocupacionales, Programas de Actividad Asociativa, de Familiares, de Ocio y Tiempo Libre, de Deporte, de Respiro, Culturales... Hemos contratado a excelentes profesionales (monitores, amas de casa, trabajadores sociales, psicólogos,...) en aras de aumentar la calidad de los servicios, pero sin olvidar nuestra naturaleza de Asociaciones de Familias. Otras entidades han avanzado por otras vías como la Educación y el Empleo. Todas hemos crecido bajo una Misión común: 'Mejorar la Calidad de Vida de las Personas con Retraso Mental y sus Familias'. Todas estamos trabajando por constituirnos como organizaciones eficaces, aplicando los modelos más avanzados de gestión. Pero quedan asignaturas pendientes: La Integración Laboral, el Envejecimiento, hacer mayor hincapié en las necesidades específicas de los familiares... Seguimos siendo ambiciosos en los fines y austeros en los medios. Por eso demandamos a la administración y a la sociedad en general que nos sigan ayudando, que nos proporcionen los apoyos que necesitamos para poder desarrollarnos plenamente.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de enero de 2001.

Se adhiere a los criterios de