CDC apoya el homenaje a Lluch, pero Pujol declina asistir

Los dos partidos de la coalición Convergència i Unió (CiU) han decidido apoyar el homenaje al ex ministro socialista Ernest Lluch, asesinado por ETA. Las direcciones de ambos partidos han acordado enviar representaciones al homenaje, que se celebrará el viernes en San Sebastián. Los organizadores han invitado al presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, pero éste ha declinado la invitación.

El Gobierno catalán decidirá hoy quién le representa en el homenaje, que ha sido organizado por el Ayuntamiento de San Sebastián, el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Guipúzcoa.

La toma de posición de CiU significa que sólo el PP rechaza apoyar el homenaje a Lluch. El PP ha denunciado este homenaje como 'un agravio comparativo' a las demás víctimas del terrorismo y ha anunciado que ninguno de sus miembros asistirá a él.

El secretario general de Convergència, Artur Mas, afirmó ayer, tras la reunión de la dirección de su partido: 'Si alguien puede acudir con la cabeza bien alta al acto de homenaje a Lluch somos los que no hemos firmado el pacto antiterrorista' suscrito por el PP y el PSOE.

Mas sostuvo que 'el espíritu de Lluch' se basa en el diálogo sin exclusiones entre todos los demócratas y que por tanto es contrario al citado pacto, firmado por el PP y el PSOE, y al que CiU y otros partidos nacionalistas no han querido sumarse porque su planteamiento excluye al Partido Nacionalista Vasco (PNV) y a Eusko Alkartasuna (EA). 'Ernest Lluch no defendía un pacto de estas características, sino una vía completamente distinta', dijo Mas. Agregó que la posición de Convergència ante el problema del terrorismo de ETA ha sido la de promover el diálogo sin exclusiones para conseguir abrir 'grietas' en el entorno político de los terroristas.

El pacto antiterrorista

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estas palabras de Mas fueron replicadas ayer mismo por el portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. El diputado socialista afirmó que 'nadie puede apropiarse el legado político de Lluch', y mucho menos el dirigente de un partido que, como Convergència, 'le declaró persona no grata en algún ayuntamiento'.

Iceta agregó que Lluch 'quería la unidad de todos los demócratas contra ETA, como la quieren los partidos que han firmado el pacto contra el terrorismo'. El portavoz socialista pidió a Mas que explique de qué habló con el presidente del PNV en un reciente encuentro y le preguntó si le había dicho que, desde un punto de vista democrático, 'es impresentable' que un Gobierno sin mayoría en el Parlamento no convoque elecciones, que es la situación en que se halla el Gobierno de Juan José Ibarretxe en el País Vasco.

Iceta también afirmó que, con declaraciones de este tipo, Mas sigue 'el camino que divide a los demócratas', con lo que 'sólo favorece a los violentos'.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS