_
_
_
_

Hewlett-Packard ofrece recolocar 16 empleados de 198 en Sant Cugat

La carta que los trabajadores de Hewlett-Packard (HP) de Sant Cugat enviaron a los Reyes Magos era más ambiciosa. Hace tan sólo unos días, cuando se reanudaron las conversaciones, la dirección de HP negoció con los trabajadores un plan para tratar de recolocar a la mayoría de los 198 empleados afectados por el expediente de regulación de empleo que la empresa tenía previsto presentar como consecuencia de su decisión de cesar en sus actividades de ensamblaje de impresoras.

La dirección de la multinacional norteamericana ha ofrecido ahora la recolocación directa en otros departamentos de la empresa a 16 de estos empleados.

Los 182 restantes deberán negociar otras posibilidades con la empresa, que el próximo viernes presentará un informe de viabilidad elaborado por la consultora MOA. Entre esas opciones figuran ofertas de empleo de unas 12 empresas del Vallès, del Barcelonès y del Baix Llobregat. Vicenç Rocosa, secretario general de la federación del metal de CC OO de Cataluña, no se mostró ayer demasiado optimista y señaló que 'es muy difícil llegar a un acuerdo con Hewlett-Packard porque no hay una voluntad clara de solucionar el problema'. Rocosa añadió que la mayoría de los empleos alternativos ofrecidos 'serán más precarios: primero serán contratos a prueba y luego vendrán otros temporales'. Las ofertas serán para trabajar en empresas de electrónica y de montaje de mecánica, con un salario de unos 2,2 millones de pesetas anuales, frente a los 2,7 millones de promedio que ganan actualmente los empleados de la línea de producción de impresoras de Hewlett-Packard.

Evaluar las alternativas

Rocosa señaló que 'las ofertas difícilmente permitirán la contratación de más del 10% de los afectados', aunque reconoció que 'se deberán evaluar las ofertas alternativas'. La multinacional pretende subcontratar la producción en empresas externas y centrarse en las actividades de ingeniería de investigación y desarrollo, y mercadotecnia.

HP anunció en un principio que iba a presentar expediente de regulación de empleo para despedir a los 198 trabajadores y cerrar la planta el 1 de abril de este año. Ante las protestas de los trabajadores, que fueron a la huelga y solicitaron la intervención del Departamento de Industria de la Generalitat, la dirección de la multinacional comunicó que no presentaría los expedientes de regulación y trataría de 'encontrar las mejores soluciones posibles' mediante un plan de recolocaciones, la implantación de un plan social con compensaciones económicas y medidas de apoyo para la búsqueda de empleo. HP decidió retrasar el cierre de la planta hasta junio de 2001. La producción de impresoras en el centro de Sant Cugat, unas 30.0000 unidades mensuales, representa el 5% del total de la empresa en el mundo. En 2000, Hewlett-Packard obtuvo en España un beneficio neto de 8.000 millones de pesetas y unas ventas de 272.400 millones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_