La ciudad de Girona tendrá una central de energía solar

La Asociación de Naturalistas de Girona (ANG) instalará próximamente en su sede la primera central de producción de energía solar fotovoltaica conectada a la red eléctrica de la provincia. El sistema está formado por 35 placas solares de 2.500 vatios de potencia, que se colocarán en el tejado de la sede. La central solar fotovoltaica tiene un coste de cinco millones de pesetas, que se ha financiado en colaboración con la Caixa de Girona, el Instituto Catalán de la Energía y la Unión Europea. Además se ha recaudado más de un millón de pesetas en la campaña que la ANG ha puesto en marcha esta Navidad.

La energía producida -3.818 kilovatios por hora al año-, además de servir para consumo propio, deberá ser adquirida obligatoriamente por la compañía Enher, que suministra la electricidad en esta zona, según un real decreto cuyo reglamento, aprobado el pasado mes de septiembre, permite a cualquier persona que disponga de una pequeña central conectada a la red la posibilidad de vender la energía producida, que la compañía debe abonar.

La ANG ha registrado ya su proyecto en la delegación del Departamento de Industria en Girona. Su portavoz, Enric Pardo, explicó: "El objetivo es demostrar que es posible técnicamente y rentable económicamente una instalación solar, que nosostros creemos que es el sistema que se utilizará en el futuro para generar electricidad a partir de energías renovables con sistemas descentralizados". Según Pardo, se trata de una "alternativa a las nuevas líneas de alta tensión como las proyectadas en la provincia de Girona, justificadas por el aumento de la demanda y la saturación de las actuales".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS