Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE estrena la serie 'El botones Sacarino'

Estética exagerada

Televisión Española ha repetido con una nueva producción una fórmula que le funcionó: la adaptación de un cómic a la pequeña pantalla. Si Makinavaja o Historias de la puta mili fueron creíbles con personajes de carne y hueso, ahora deberá pasar el mismo examen el botones Sacarino, el popular personaje del dibujante Francisco Ibáñez, a quien da vida en esta versión Jorge Roelas. Pero la adaptación que ha producido Ficción TV para la cadena pública, que está dirigida por José Antonio Escrivá, va más allá que el cómic.

Aquí se inventan nuevos personajes y se aborda al botones Sacarino 20 años después, cuando éste ya ha crecido, está un poco calvo y ha ganado algún kilo de más. Junto a sus amigos del cómic han aparecido una serie de personajes nuevos.

Todas sus aventuras se muestran a partir de una estética exagerada, muy relacionada con el tebeo, y utilizando onomatopeyas y efectos especiales. Además, cada entrega finaliza con una escena de dibujos animados a modo de conclusión. En 2000, el botones Sacarino continúa a cargo del ascensor de Holding de Promociones, una antigua editorial reconvertida en moderna empresa. Mantiene una particular visión del mundo y de vez en cuando improvisa algún rap.

Junto a Roelas, interpretan los principales papeles Pep Guinyol, Ismael Abellán, Alaska, José Luis López Vázquez, Nuria González y un largo etcétera de actores, que han tenido que pasar largas sesiones de maquillaje y peluquería y vestir unos curiosos modelos de colores estridentes.

Pero además El botones Sacarino (martes 26, 22.00) se caracteriza por ser una serie repleta de apariciones especiales de personajes famosos. No sólo han rodado algunos de sus episodios artistas como Emma Ozores, Pepe Sancho, Juan Y Medio o el grupo musical Cartoon, sino que llegó a grabar varias escenas, interpretándose a sí mismo, el propio autor del cómic, Francisco Ibáñez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de diciembre de 2000