Gaspart proclama al Barça "el mejor equipo del mundo"

Joan Gaspart, presidente del Barcelona, expresó ayer su intención de profesionalizar la gestión de la entidad con un plan estratégico que será presentado dentro de tres meses. El anuncio del proyecto, sin embargo, resultó ambiguo. El discurso de Gaspart tuvo un calado más institucional que programático. "No cambio más copas de las que tenemos por lo que somos: el mejor club del mundo", proclamó.

Cinco meses después de ser elegido presidente del Barça, mandato que expira en el 2005, Gaspart exploró sobre lo que que debe ser el futuro de un club como el azulgrana, de acuerdo con los tiempos modernos y que reúna las garantías suficientes para competir con las sociedades anónimas deportivas. El asunto está en modernizarse respetando el carácter social de la entidad azulgrana. "El Barça es gobernable", insisitó frente a quienes consideran que una junta con cerca de noventa directivos plantea problemas internos de gestión. "Nuestra meta es ahora preparar al Barcelona para que puedas ser gestionado de forma muy profesional", prosiguió, "partiendo de una situación privilegiada, tanto en el aspecto económico y patrimonial como social". "Pero queremos que no se pierda el espíritu familiar que ha imperado en este último siglo", abundó. "El Barça será el único club, en el futuro, que se mantendrá como sociedad deportiva y esa familia de socios trataremos de ampliarla. Esta diferencia es nuestra grandeza". El objetivo de la junta es que el número de socios-simpatizantes sea de un millón en menos de tres años.La gobernabilidad del club se asentará en un plan estratégico definido por Gaspart como "un ejercicio voluminoso" elaborado por las diez áreas en que se vertebra la directiva, del que todavía se desconocen la mayoría de sus aspectos, aunque será presentado dentro de tres meses. Hay constancia, eso sí, de que alguno de los puntos del proyecto se someterá a aprobación de la próxima asamblea de compromisarios. Gaspart justificó el retraso del plan por la manera que fueron convocadas las elecciones presidenciales, a toda prisa, el 23 de julio pasado, tras la salida del presidente Josep Lluís Núñez.

"La complejidad del club nos ha obligado a que el primer año de nuestro mandato transcurra como el periodo de cambio de mentalidad", apuntó el presidente barcelonista. "El plan estratégico, confeccionado por las comisiones, está pensado para ser ejecutado a partir de la temporada 2001-2002". Gaspart podría contratar a un ejecutivo con plenos poderes, a la semblanza de Jorge Valdano en el Madrid, para ejecutar y tutelar el plan. El presidente precisó, en este sentido, que el proyecto incluye a un "gestor" que negociará los contratos de los futbolistas.

Gaspart anunció que está convencido de que Guardiola renovará, rechazó el ofrecimiento de Romario para regresar al club azulgrana y dejó entrever que podría realizar algun fichaje en enero La directiva pretende que los nuevos contratos de los futbolistas varíen en función de la productividad: quiere rebajar el fijo y aumentar los ingresos por partidos jugados, primas y títulos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS