Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cineclassics recuerda el cine de Buster Keaton

Buster Keaton es uno de los grandes cómicos -junto al inolvidable Charles Chaplin- que dio el cine mudo. Lo demuestra su larga y curiosa filmografía, en la que destacan largometrajes como El maquinista de la general (1926) o cortos del interés de Fatty en la feria (1917) y El espantapájaros (1920).Cineclassics, cadena integrada en Canal Satélite Digital, le dedica durante todo este mes de diciembre un merecido homenaje con la proyección de algunos de sus trabajos más destacados. El ciclo se inicia hoy (21.30) con La noche de Buster Keaton, una velada especial en la que se concentrarán las cuatro joyas que integran esta retrospectiva del genial Pamplinas (apodo que se le otorgó en España a su personaje por la eficacia demostrada a la hora de salir airoso de las más disparatadas situaciones).

Para abrir esta noche de cine mudo, Cineclassics ha elegido el filme Siete ocasiones (1925), comedia dirigida y protagonizada por Keaton y una de las grandes joyas de su filmografía. Inmediatamente después (22.30) le toca el turno a El último round (1926), película basada en una famosa obra de teatro de la época y donde el genial cómico, también en funciones de director, interpreta a un apocado joven que es enviado por su millonario padre a una cacería para convertirle en todo un hombre de provecho.

A las 23.45 le llega el turno a El héroe del río (1928), filme dirigido por Charles Relsner, que, pese a no contar con un gran éxito en su estreno, encierra algunas de las escenas más memorables de la historia del cine mudo, como por ejemplo la del ciclón, un prodigio de efectos especiales para la época.

Cierra la velada (0.55) El moderno Sherlock Holmes (1924), una obra maestra de la época muda y que, después de muchos años, ha influido en algunos de los más prestigiosos realizadores, como Woody Allen o Buñuel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2000