LA RENOVACIÓN SOCIALISTA

La secretaría de Política Institucional que ocupa Caballos desaparecerá de la ejecutiva del PSOE

Manuel Chaves va a suprimir de la estructura de la próxima ejecutiva regional del PSOE de Andalucía, cuyo 9º Congreso se celebra a partir de hoy, la secretaría de Política Institucional que ocupa el presidente y portavoz del grupo parlamentario, José Caballos, a quien la decisión le parece "razonable", según declaró ayer en una conversación mantenida en el Parlamento con EL PAÍS y Efe. La continuidad o no de Caballos es considerada por algunos como una especie de prueba del algodón para comprobar hasta qué punto el secretario general de los socialistas está dispuesto a seguir la estela de lo que significó en talante y maneras el 35º Congreso Federal, en el que fue elegido líder federal, José Luis Rodríguez Zapatero.

Más información
FOTO SIN TITULO

Vencedores y vencidos

La decisión tomada por Chaves supondrá de hecho la salida de Caballos de lo que algunos, entre ellos el secretario general del PSOE de Málaga y vicesecretario regional, José Asenjo, denominan el "núcleo duro" de la dirección. No obstante, Caballos como presidente del grupo parlamentario será miembro nato de la ejecutiva socialista, aunque no con los márgenes que ha tenido hasta hora. "Yo siempre voy a arrimar el hombro y si estoy en el núcleo duro o blando, a la gente le importa un rábano", afirmó Caballos, a quien la propuesta de suprimir su área le parece "razonable"Sobre la continuidad de Caballos se había especulado mucho, sobre todo, tras el desarrollo del 35º Congreso Federal. Uno de los mensajes que los dirigentes provinciales y referentes del PSOE le han sugerido a Manuel Chaves es que la traslación a Andalucía de lo que es el cambio tranquilo propugnado por José Luis Rodríguez Zapatero se tenía que visualizar en caras. Una vez que ya se sabía que Asenjo había declinado repetir en la vicesecretaría y que se daba por hecho la marcha de Pedro Aparicio como presidente, la atención la acaparan fundamentalmente dos personas: el propio Caballos y el secretario de Organización, Luis Pizarro. "Chaves no va a prescindir de Pizarro porque sería tanto como herirse a sí mismo", comenta un socialista sevillano, mientras que otros ejecutivos aseguran que en su ronda de entrevistas con los responsables territoriales Chaves ha deslizado el mensaje de que todos los secretarios generales han tenido siempre la capacidad de nombrar al responsable de Organización, un cargo que de hecho ejerce como número dos del PSOE. Caballos, pues, quedaba como la principal incógnita a despejar.

Chaves comunicó al portavoz del grupo parlamentario de su decisión de eliminar la secretaría de Política Institucional el lunes, aunque desde el mes de septiembre ya se intuía algo a tenor de los ecos que llegaban de las conversaciones mantenidas por ambos. No ha sido una decisión fácil para el secretario general, quien, según fuentes próximas, ha "encontrado una total disponibilidad" por parte de Caballos, que "ha entendido desde el primer momento" el movimiento de pieza realizado por el líder de los socialistas andaluces. La labor del secretario de Política Institucional, aseguran las citadas fuentes, está muy bien considerada por Manuel Chaves.

Las competencias de la secretaría de Política Institucional van a ser repartidas entre otras áreas. La intención del secretario general es que las nuevas carteras de la dirección tengan mismo contenido y nombre que las que existen en la ejecutiva federal, aunque es posible que haya alguna excepción. En Madrid, por ejemplo, la secretaría equivalente a la que ocupa Caballos es la de Relaciones Institucionales que desempeña Nicolás Redondo Terreros, enfocada hacia la situación del País Vasco

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Chaves defenderá que Caballos continúe como presidente del grupo socialista del Parlamento

Una de las preocupaciones de Chaves es precisamente que este movimiento de pieza se interprete en clave de vencedores y vencidos, cuando "estaba claro que va a haber ajustes", aseguran fuentes próximas al secretario general, que va a seguir contando con Caballos para el nuevo órgano de coordinación que se va a crear entre el Gobierno, partido y grupo parlamentario.Algunas delegaciones, especialmente Málaga -cuyo secretario general declaró al diario Sur que "hay que renovar el núcleo duro de poder en Andalucía"- podrían reclamar a Manuel Chaves otros cambios igualmente significativos, aunque todo dependerá de las negociaciones finales de los nombres que estarán en la ejecutiva, a las que los socialistas se entregarán de lleno, como una especie de liturgia congresual, la madrugada del último día del congreso.

El secretario general de los socialistas andaluces tiene también prácticamente decidido mantener la vicesecretaría general, aunque la persona que ocupará este cargo (posiblemente una mujer) no podrá ser interpretado en clave de sucesión con vistas a las elecciones autonómicas de 2004, señalan fuentes socialistas.

También va a dejar claro que habrá un grupo de nuevos ejecutivos, cuyo perfil responde a lo que él denomina "nueva generación política". No serán, afirman las fuentes consultadas, dirigentes a los que se les podrá encajar fácilmente en una de las muchas familias de los socialistas.

"Es razonable"

José Caballos calificó ayer de "razonable" la propuesta de Manuel Chaves de eliminar en la próxima ejecutiva la secretaría de Política Institucional que él ocupa y que supondrá su salida como miembro electo de la dirección. "El secretario general tiene mi disponibilidad total, como siempre, para ocupar el lugar que él considere conveniente y, si todos decimos que tiene manos libres, yo el primero", afirmó en una conversación mantenida a mediodía de ayer con EL PAÍS y la agencia Efe. "Todos debemos contribuir a que el congreso sea un éxito", afirmó. El portavoz del grupo subrayó su "lealtad" al partido y al secretario general "como siempre, incluso en los malos momentos" y se mostró dispuesto a "arrimar el hombro". Respecto a las interpretaciones comentó: "Si estoy en el núcleo duro o blando, eso a la gente le importa un rábano". Caballos destacó el liderazgo interno y social de Chaves tras ganar por cuarta vez las elecciones y presidir el PSOE. "No hay ninguna razón para que el congreso regional no sea un éxito", apostilló.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS