GENTE

HELMUT KOHL, FRENTE A LOS INGRATOS

Ya le previno su madre frente a los desagradecidos: "Morderán la mano que bendice". El ex canciller federal alemán Helmut Kohl presentó ayer en un hotel berlinés, ante un batallón de fotógrafos y cámaras de televisión, Mi diario, 1998-2000, donde quiere "responder a quienes pretenden reescribir mi trayectoria en el poder y la de mi partido", la Unión Cristiana Democrática (CDU). El ex mandatario, dolido, no obstante, con sus correligionarios, no piensa contribuir con los beneficios que le reporten las ventas del libro a reducir el déficit del partido conservador. Según aseguró ayer, disfrutará de las ganancias tras haber trabajado durante 25 años como presidente del partido "sin recibir ningún dinero". Kohl relata en estas memorias -que el lunes salen al mercado con una primera tirada de 240.000 ejemplares con pretensiones de best seller- los dos últimos años de travesía del desierto, desde su derrota electoral del 27 de octubre de 1998 hasta el 3 de octubre del pasado año, cuando no estuvo presente en los actos conmemorativos de los 10 años de la unificación alemana. Y como no se puede obviar, da su versión sobre el escándalo de la financiación ilegal de la CDU, que saltó en octubre de 1999, "una campaña difamatoria sin precedentes", a juicio del ex canciller.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción