Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Móviles se estrena en Bolsa sin cambios en medio de la fuerte caída del grupo Telefónica

Ni frío ni calor en la cotización de Telefónica Móviles al cierre de su primera jornada en Bolsa, que concluyó a 11 euros, el mismo precio al que iniciaron la sesión. Y aún así, el Grupo Telefónica se quedó tiritando después de las pronunciadas caídas de la matriz (Telefónica perdió otro 4,64%) y las filiales TPI-Páginas Amarillas (4,01%) y Terra (13,27%). Tras su estreno, Telefónica Móviles se coloca como la cuarta compañía en la Bolsa española por capitalización (6,99 billones), por encima de Repsol e inmediatamente detrás de los dos grandes bancos, BSCH y BBVA.

La jornada de ayer arrancó cargada con una enorme expectación en la Bolsa. La colocación de Móviles, el mayor estreno en el mercado hasta la fecha, se consideraba un desafío a la inestabilidad y el desconcierto que padece el conjunto del mercado y, en particular, a los valores tecnológicos, medios de comunicación y telecomunicaciones (los llamados TMT en la jerga bursátil). La plana mayor del grupo Telefónica, encabezada por el presidente César Alierta, acudió al parqué para alentar a Luis Lada, primer ejecutivo de la filial, la pata en la que se han depositado las mayores expectativas.Fue una jornada sin alegría. La filial de Telefónica inició su cotización a las 11.30 horas, después de prolongarse durante tres horas el período de subasta, en lugar de los 30 minutos habituales, con el objetivo de evitar un estrangulamiento del mercado (empezaban a cotizar 345 millones de acciones nuevas). En el período de ajuste llegaron a introducirse órdenes de venta por un mínimo de 5,50 euros y un máximo de 13, pero en el último tramo del ajuste, se estabilizó en 11.

Cuando se produjo el estreno oficial, el desánimo se apoderó de todos, inversores y directivos del grupo. Y se fue acrecentando a medida que avanzaba la jornada y el resto de las filiales ahondaba en las pérdidas. Los títulos de Móviles cerraron a 11 euros, el mismo que pagaron los accionistas que acudieron a la oferta pública de suscripción de acciones. Un total de 58,4 millones de títulos, por valor de 106.857 millones de pesetas, cambiaron de manos, lo que convirtió a Móviles en el segundo título con mayor volumen de negocio por detrás de la propia Telefónica.

Móviles, que ha sacado al mercado un 8,92% de su capital y recaudó 630.000 millones con la operación, marcó un máximo en 11,20 euros y tocó fondo en 10,75 euros. Al cierre, su capitalización era de 42.054 millones de euros (6,99 billones de pesetas), sólo superada por Telefónica (77.993 millones de euros), BSCH (45.832 millones) y BBVA (45.713 millones) y por encima de Repsol (23.629 millones).

Caída en Nueva York

Tampoco fue mejor el estreno en Nueva York, donde los títulos de Móviles cerraron por debajo de su precio de salida: 9,06 dólares, unos 10,7 euros.El presidente de Telefónica Móviles, Luis Lada, justificó el escaso tirón en la situación adversa que viven los mercados en todo el mundo. "Nuestro proyecto es serio y a largo plazo y creemos que el recorrido será siempre positivo", aseguró. Al término de la jornada, las compañías con las que se compara Móviles registraban caídas considerables. Vodafone perdió un 3,01%; France Télécom, el 3,14%; Deutsche Telekom, el 1,52% y BT, 2,36%.Aún así, fue un mal día para el primer grupo español de telecomunicaciones. Sin considerar la aportación de Móviles, el valor del Grupo Telefónica se redujo 907.635 millones de pesetas hasta 15,09 billones. La matriz registró una pérdida del 4,64% y marcó el mínimo del año en 18,50 euros. En lo que va de año suma un descenso del 25,40%. TPI-Páginas Amarillas se dejó un 4,01% y cotiza a 7,19 euros, pero fue Terra Lycos la que sufrió el peor castigo. La filial de Internet perdió otro 13,27% hasta 16,21 euros, otro mínimo desde que se estrenó en el mercado en noviembre de 1999. Con todo, quienes acudieron a la colocación de Terra ganan todavía un 37,25%.

Los descensos del grupo Telefónica y los dos grandes bancos (BBVA se dejó un 4,86% y BSCH, el 2,87%) hicieron que la Bolsa de Madrid retrocediera el 2,98% y perdiera el nivel de 900 puntos hasta un mínimo anual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • La filial cierra sin variación su primer día en el mercado, pero es ya cuarta por capitalización