Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes gitanos reclaman que la gente conozca la "aportación" de su etnia a la cultura andaluza

"¿Quién pensaría en la literatura de Machado o Lorca sin la influencia gitana?", se preguntaba ayer el presidente de la Unión Romaní Juventud, Juan Silva de los Reyes, antes de citar otros aspectos de la vida andaluza, y española, en los que las raíces de su pueblo son decisivas. Tras varias preguntas este líder de los jóvenes gitanos abogó por que el resto de la gente conozca las "aportaciones" de su etnia a la "cultura andaluza". "El racismo está en el desconocimiento", sentenció Silva de los Reyes en el Día de la Comunidad Gitana de Andalucía.

El presidente de la Unión Romaní Juventud pronunció la conferencia Los gitanos de Andalucía con motivo de la mencionada jornada en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla ante cerca de un centenar de personas, en su mayoría alumnos. "El principal problema que padecen los gitanos es el error de someter a la ignorancia sus aportaciones a la cultura andaluza. Ése es el germen del racismo más potente", explicó Silva de los Reyes."A partir de esta ignorancia viene una avalancha de problemas. Seguimos teniendo carencias fundamentales de empleo, salud, vivienda... Los esfuerzos de la Junta para paliar esa situación no son suficientes. Pero todo procede de retrasos históricos producidos desde hace muchos siglos", explicó.

El presidente de la Unión Romaní Juventud intentó huir con sus palabras de cualquier tendencia victimista y resaltó aquellos episodios que van fraguando la integración de los gitanos. "Sólo uno de cada 100 gitanos llega a la Universidad", dijo Silva de los Reyes. Pero precisó también que son las mujeres de esta etnia las que están entrando con fuerza en las aulas universitarias.

"No me gusta hacer victimismo de la causa gitana. No es verdad que los gitanos estemos condenados al retraso social, que no podamos acceder a los derechos más elementales de la sociedad de hoy", dijo. Silva de los Reyes recordó una anécdota de su infancia: el día que estudió en el colegio una lección que hablaba del caló. "Se me removieron los nervios de todo mi ser y todo mi existir porque vi que se hacía referencia a una lengua que yo oía en mi casa", evocó. Aquella lección propició que su profesora, "Doña Blanca", le preguntara: "¿Tú eres gitano, Juan". "Sí, yo soy gitano', le respondí. A partir de aquel día sentí la necesidad de pregonarle a la gente el orgullo de ser gitano", concluyó.

El presidente de la Unión Romaní Juventud recorrió aspectos culturales donde la savia gitana ha sido vivificante, como la literatura, la pintura, la arquitectura, la Feria de Abril o la Semana Santa. "La mezcla de la cultura musulmana, judía, gitana y cristiana ha hecho de Andalucía, y de Sevilla, un paraíso donde se puede convivir en paz. ¿Qué sería del flamenco sin la gran aportación de la cultura gitana?", comentó.

Silva de los Reyes explicó cómo los valores familiares de los andaluces, la solidaridad y el respeto a los mayores están imbricados en la etnia gitana. "¿Por qué en Andalucía hay menos asilos que en otras partes del mundo? Porque les dedicamos a los abuelos un papel principal. La cultura gitana se siente orgullosa de tener hombres ancianos que dan su consejo para afrontar el futuro", explicó.

"La mezcla es la bandera de la tierra andaluza. Si os sentís andaluces, y españoles, debéis mirar cuál es vuestro auténtico patrimonio cultural. El peor de los racismos es someter a un pueblo a la ignorancia. Es el racismo más eficaz", indicó Silva de los Reyes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000

Más información

  • El presidente de la Unión Romaní Juventud opina que "el racismo está en el desconocimiento"