Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos obreros de la construcción mueren por un corrimiento de tierras en Navarra

El derrumbamiento de un talud causó ayer la muerte por asfixia a dos jóvenes trabajadores de la construcción en Gorráiz, a cinco kilómetros de Pamplona. Las dos víctimas, empleados de Excavaciones Olite SL, trabajaban en la nivelación del fondo de una zanja de dos metros de profundidad. El accidente se produjo pasadas las 11.30. Por motivos no aclarados, una de las paredes de la zanja cedió repentinamente sepultando a José Miguel Abete, de 25 años, y a Félix Daniel Gai, de 19.La investigación deberá determinar si el corrimiento de tierras fue natural o pudo deberse a las vibraciones en el terreno producidas por una excavadora de gran tonelaje que trabajaba a apenas cinco metros de donde se encontraban ambos operarios. Excavaciones Olite es una empresa subcontratada que realizaba trabajos para una constructora adjudicataria de la promoción urbanística de la zona. Fuentes sindicales destacaron que el accidente ocurrió en una vaguada rellena de tierras no firmes procedentes de otras excavaciones, lo que incrementaba el riesgo de accidentes.

Las centrales criticaron ayer el "desmesurado" aumento de la siniestralidad laboral en Navarra. En lo que va de año y sólo en el sector de la construcción han muerto 12 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 2000