Los cónsules piden "calma" en el 'caso del Seawind Crown'

Unos 20 representantes consulares de otros tantos países se reunieron ayer a bordo del barco Seawind Crown para pedir "calma" a sus 260 tripulantes ante el retraso que están sufriendo para cobrar las nóminas que se les adeudan. La tensión dentro del barco es cada vez más evidente y las peleas nocturnas se han hecho habituales un mes y medio después de que la embarcación quedara arrestada en Barcelona por la quiebra de su naviera. Hace dos semanas, el banco norteamericano DLJ, propietario del barco después de la quiebra de la compañía armadora, anunció que se haría cargo de los salarios atrasados y de la repatriación de los 260 tripulantes, pero el dinero no ha llegado. El plazo que se dio el banco para solucionar el problema expiraba el pasado viernes, pero ayer ningún tripulante había cobrado sus nóminas pendientes. Aun así, el capitán del barco tiene esperanzas de que el conflicto acabe esta semana.

El representante de Comisiones Obreras Joan Mas teme que el nuevo retraso se deba a la reciente absorción del banco DLJ por parte del grupo Crédit Suisse. "La fusión nos ha dejado otra vez sin intermediarios", afirmó ayer Mas.

Los tripulantes del Seawind Crown proceden de unos 30 países distintos y por el momento ninguno de ellos ha conseguido que sus embajadas se hagan cargo de su repatriación. En algunos casos han logrado que los representantes diplomáticos de sus países se comprometan a prestarles el importe de los billetes de vuelta, pero la tripulación no quiere abandonar el barco por miedo a no cobrar sus salarios.

La visita que los cónsules hicieron ayer a los tripulantes obedece a la escalada de tensión que se ha producido en la nave. A los alborotos provocados por una minoría de la tripulación se ha sumado el pillaje que han sufrido el bar y la tienda de la embarcación. Las estanterías de este establecimiento permanecían ayer totalmente vacías y una gruesa cadena impedía la entrada a la tienda libre de impuestos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS