Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil anuncia la salida del Atlético de su hijo Miguel Ángel

La última crisis del Atlético ha dejado consecuencias sonoras. Una destitución, la del secretario técnico, Miguel Ángel Ruiz; un par de fichajes demagógicos, Tomás Reñones y Paulo Futre, viejos ídolos de la afición a los que se recurre para reestructurar el organigrama deportivo del club, y una bomba, el adiós de Miguel Ángel Gil Marín. Lo anunció Jesús Gil: "Aguantará sólo hasta que le encuentre sustituto. Pero se va, está harto".

Jesús Gil recurrió a la necesidad de una reestructuración deportiva y administrativa del Atlético para justificar las contundentes medidas que no ha tardado en aplicar. De ellas no se salva ni su hijo Miguel Ángel Gil, el director general del club. "Está harto de que no se le reconozca su trabajo. Además, se le mete en todos los follones jurídicos que afectan a la entidad. Lo mejor es que Castresana [por Carlos Castresana, fiscal Anticorrupción] se haga cargo del equipo", declaró el dueño del Atlético. "Miguel Ángel lo deja; aguantará sólo hasta que le encuentre sustituto".Con quien no se tomó plazo alguno fue con el secretario técnico del club. El domingo, pocas horas después de que el equipo fuera barrido por el colista, destituyó de un plumazo a Miguel Ángel Ruiz, que llevaba en el cargo desde el curso 1994-95. Su destitución se hizo pública ayer. "Yo no quito a nadie", fue lo primero que dijo Gil. "Desde hace dos años la gente se ha venido metiendo con él. Le achacan al secretario técnico equivocaciones en los fichajes. Claro que se ha equivocado, pero también ha tenido sus aciertos", afirmó.

Ruiz, por su parte, en conferencia de prensa, según informa Alberto Sanjuán, no quiso entrar a valorar sus errores y sus aciertos. "Me siento responsable de lo bueno y de lo malo que he podido hacer". Ruiz llegó hace seis años a la secretaría técnica del Atlético y a la temporada siguiente el equipo logró el doblete de campeón de Liga y Copa.

Ruiz, en nómina en la entidad, no seguirá en el club tras negociar su liquidación con Miguel Ángel Gil. "Me voy triste", confesó Ruiz, "porque ésta es mi casa. Vine con 17 años y estuve 14 como jugador. El Atlético me ha dado todo y yo he dado todo al club".

Miguel Ángel Ruiz comentó, además, que desconocía quién podría sustituirle y si seguirán en sus puestos los demás integrantes del equipo técnico, entre ellos los ex jugadores Iselín Ovejero y Roberto Simón Marina, junto a Antonio Seseña y Vilches.

El primer candidato en la lista a sustituir a Ruiz es Paolo Futre. "He hablado con él", indicó Gil. "Es un hombre que domina este campo y tiene carisma". Hoy se podría decidir su nombramiento. Y también tiró de otro nombre popular, Tomás Reñones, para reforzar el organigrama del club. Como asesor deportivo del presidente. "Pero es uno de mis concejales en el Ayuntamiento de Marbella y no va a renunciar a ese puesto", dijo el dueño del Atlético.

El entrenador del Atlético, Marcos Alonso, por su parte, mantuvo ayer una reunión de hora y media con sus jugadores para debatir la situación del equipo y su crisis de juego, agravada tras la derrota del pasado domingo. Gil avanzó ayer: "Hay que hacer una limpia en el vestuario. Tengo previsto hacer un par de fichajes en diciembre". El dueño del club espera que para entonces los jueces hayan levantado el embargo de las cuentas del club por sus deudas con la empresa holandesa Van Doorn y el ex entrenador del equipo Radomir Antic. "Somos el club más solvente y saneado de España. Estamos en todo al día, con un interventor judicial y nos embargan las cuentas. No hay quien lo entienda", concluyó Gil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 2000

Más información

  • Miguel Ángel Ruiz, despedido; le sustituye Futre