La autopsia de Marilyn centra el interés de la Feria del Disco de Coleccionista

Tras los innumerables problemas vividos el año pasado en la estación de Francia, causados esencialmente por el frío y la falta de infraestructuras, la Feria del Disco de Colecionista de Cataluña, organizada por las emisoras radiofónicas de la Generalitat de Catalunya, ha decidido regresar a los locales de la Fira en Montjuïc. Mañana, 3 de noviembre, el popular salón barcelonés abrirá las puertas de su decimosexta edición en el palacio de Alfonso XIII, que ya albergó la Feria del Disco en años anteriores y que según anunció el director de ésta, Jordi Tardà, será su sede hasta el año 2003. Más de dos millones de discos, en apreciación de Tardà, y todo tipo de objetos relacionados con el mundo de la música esperarán a los visitantes en el pabellón ferial desde las tres de la tarde del viernes hasta el domingo por la noche. Pero este año el protagonismo lo tendrán una vez más las actividades complementarias. La famosa subasta que todos los años suele cerrar la feria el domingo (18.30 horas) será retransmitida en directo por Canal 33 y tendrá un tinte algo morboso. Los objetos más esperados son un paquete de documentos sobre la muerte de Marilyn Monroe que incluyen copias de su autopsia, los atestados policiales y el certificado de defunción, y sale a subasta al precio inicial de 250.000 pesetas. en esta misma línea, se subastará el testamento de Freddie Mercury. También destacan los cinco pelos de Paul McCartney arrebatados sin su permiso en 1965 por la presidenta de su club de fans, cuyo precio inicial será de 150.000 pesetas.

Trece conciertos completarán la oferta musical de la feria. Este año los protagonistas serán grupos locales que se dedican a clonar a nombres importantes del pop-rock internacional. Así, entre las actuaciones previstas figuran las de imitadores de Dire Straits, AC / DC, Jimi Hendrix, U2, ZZ Top. Tina Turner, The Blues Brothers y, por supuesto, The Beatles.

Paralelamente se celebrará la primera Feria de la Radio, una exposición de radios antiguas y un mercado de intercambio y compra de material antiguo coordinada por la Asociación Cultural Amigos de la Radio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS