Un juez autoriza la libertad condicional de los asesinos del pequeño James Bulger

Jon Venables y Robert Thompson, los menores británicos que en 1993 asesinaron al pequeño James Bulger ya pueden pedir la libertad condicional. Harry Woolf, presidente del Tribunal Supremo del Reino Unido, anunció ayer que los muchachos, que han celebrado su 18 cumpleaños, deben salir de la cárcel en cuanto hayan cumplido la pena de 8 años impuesta por el tribunal que les juzgó en Preston, al norte de Liverpool, y que expira en el año 2001. Denise Fergus, la madre del niño muerto, dijo sentirse asqueada por un sistema legal que ha convertido una tragedia en una farsa.Jon Venables y Robert Thompson raptaron en febrero de 1993 a James Bulger en un centro comercial cercano a Liverpool. La pareja de amigos tenía entonces 10 años. Su pequeña víctima, que estaba con su madre de compras, sólo dos. Después de un paseo de más de un kilómetro, lo torturaron y asesinaron junto a una vía férrea. El crimen sacudió a toda la sociedad británica y, a raíz de lo ocurrido, el Ministerio de Interior decidió fijar en 10 años la mayoría de edad penal.

La decisión del Supremo llega casi un año después de que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo condenara al Reino Unido por haber juzgado en su día a ambos chicos como si fueran adultos. Los jueces europeos también calificaron de ilegal el hecho de que el ministerio de Interior elevara a 15 años la condena original. Consciente de que la excarcelación de Venables y Thompson llegará siempre "demasiado pronto" para la madre de James Bulger, el juez Woolf recordó ayer que su labor consistía en ser ecuánime y no en imponer castigos excesivos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS