Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran rectifica y no descarta que Unió asuma responsabilidades políticas en el 'caso Pallerols'

Platja d'Aro El caso Pallerols, investigado por presunto uso irregular de fondos públicos para la formación de parados, puede obligar a Unió Democràtica de Catalunya (UDC) a asumir "responsabilidades políticas". Así se expresó ayer el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, que dio un giro de 180 grados a la posición que mantenía hasta ahora sobre este caso. Duran admitió que "ante la notoriedad del asunto, los ciudadanos tienen derecho a la máxima transparencia". Durán remachó que su partido "quiere llegar hasta el fondo y si fuera necesario ir más allá en el terreno de las responsabilidades políticas".

La rectificación de Duran se produce tres días después de que el presidente de la Generalitat y su socio político, Jordi Pujol, no descartara que el Gobierno catalán acabe asumiendo responsabilidades por este caso. Pujol ha asegurado, además, que el bloqueo de fondos comunitarios es una "mancha" para su Ejecutivo. Duran aseguró ayer que el caso "no es un debate caducado, sino que vuelve a estar en la calle". Y añadió: "Unió quiere llegar al fondo siendo muy sensible y muy humilde". Por el contrario, hace una semana dijo que el debate sobre el caso Pallerols estaba "caducado", pese a que la Comisión Europea ha bloqueado al Gobierno catalán 2.329 millones de pesetas en ayudas. El caso Pallerols está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona por supuesta financiación de Unió, falsificación de firmas de asistentes a los cursos de parados y falsedad de documentos.

El líder de Unió aseguró que el pasado día 11 de octubre se quedó "helado" por la noticia del bloqueo de las ayudas de la Comisión Europea, bloqueo que Trabajo ya temía desde hacía meses tras los requerimientos de Bruselas para que aclarara el caso, según reveló el pasado lunes el consejero de Trabajo, Lluís Franco, de Unió.

Aunque Duran no concretó quién podría asumir responsabilidades en Unió por este caso, fuentes del partido han recordado que el ex consejero de Trabajo y presidente del partido, Ignasi Farreres, ya presentó su dimisión antes del verano como presidente de la formación democristiana, aunque el consejo nacional del partido no se la aceptó. Farreres fue consejero de Trabajo durante 11 años y máximo responsable del reparto de los fondos para formar parados.

Unió hizo una investigación interna exculpatoria para la dirección del partido y el Departamento de Trabajo descartó irregularidades ante el Parlament.

Pero Duran no sólo ha rectificado su posición sobre el caso Pallerols, sino que ayer dijo que está "a disposición" del Parlament "para lo que haga falta". Esta actitud se produce después de que el PP haya solicitado su comparecencia en en la Cámara para que dé explicaciones sobre las acciones que se están llevando a cabo para evitar la paralización de los fondos por parte de la Comisión Europea.

Duran también quiere que se investiguen "todas" las ayudas y no sólo las concedidas a los centros de Pallerols. Para ello, propuso ayer que los Presupuestos de la Generalitat para el año próximo recojan una partida especial para investigar la totalidad de los fondos para formación de parados otorgados por el Gobierno catalán.

Para ello, el líder de Unió planteó que se dote a la Sindicatura de Cuentas -el órgano que fiscaliza las cuentas de la Generalitat- de fondos para hacer esta investigación. Al respecto, el consejero de Economía, Artur Mas, ya ha informado de que su departamento está examinando estas cuentas.

La oposición ha pedido en dos ocasiones que se cree una comisión de investigación en el Parlament para investigar la presunta financiación de los centros de Pallerols a Unió y las irregularidades en el reparto de los fondos para formar parados. Incluso CiU, con los votos del PP, ha impedido esta comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 2000

Más información

  • El líder de UDC admite la gravedad del escándalo y se defiende proponiendo investigar a "todos"