_
_
_
_

La subasta de móviles UMTS en Italia supera ya los 2,26 billones

La oferta conjunta presentada por los seis consorcios internacionales que participan en la subasta de cinco licencias de telefonía móvil multimedia (UMTS) en Italia alcanzó ayer 13.630 millones de euros (2,26 billones de pesetas). Tan sólo se han celebrado dos jornadas de subasta, que continuará hasta que se retire uno de los contendientes. La española Telefónica ha elevado ya su oferta por encima de 2.442 millones de euros (407.312 millones de pesetas).

La segunda jornada de subasta de las cinco licencias italianas de telefonía móvil de tercera generación (UMTS, una tecnología que permite acceder a Internet a través del portátil, entre otras aplicaciones) se suspendió ayer, tras la inesperada petición de Blu, el grupo en el que participa la británica British Telecom, por lo que las pujas no se reanudarán hasta el próximo lunes.Tras las diez rondas efectuadas hasta ayer -seis de ellas en la jornada de ayer-, Omnitel, controlado por el grupo Vodafone, en el que el banco español BSCH va a tomar una participación minoritaria, se mantiene en cabeza, con una oferta de 2.448 millones de euros. El consorcio Ipse 2000, liderado por la española Telefónica, se situó en segunda posición, con una puja de 2.442 millones, por delante de Wind, propiedad de la eléctrica Enel, y Andala, en el que participan el grupo Hong Kong Hutchinson y los italianos Tiscali, Cir y San Paolo IMI, ambas con sendas ofertas 2.427 millones de euros.

La quinta posición en la subasta fue para Tim, controlada por Telecom Italia, con 2.417 millones, mientras que Blu, del que forman parte un grupo de empresas italianas encabezadas por Autostrade y BT, volvió a cerrar la clasificación con 2.318 millones de euros.

Al término de la décima ronda, Blu, cuya presencia en la subasta ya estuvo marcada por la incertidumbre hasta el último momento por las fuertes discrepancias entre sus socios, solicitó la suspensión de la subasta, una posibilidad prevista en el reglamento. La petición de suspensión, a la que ha recurrido Blu, se utiliza habitualmente, según los analista, para permitir a los participantes verificar sus propios límites financieros y, eventualmente, decidir un aumento.

Las previsiones finales de recaudación del Gobierno italiano se situaban en torno a 25.000 millones de euros (4,15 billones de pesetas). En España se concedieron cuatro licencias el pasado mes de marzo mediante concurso por 87.000 millones de pesetas, mientras que en Reino Unido el Tesoro ingresó 6,4 billones y en Alemania cerca de 8,5 billones mediente el procedimiento de subasta.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, comparecerá el próximo jueves en el Congreso para explicar el proceso seguido en España para conceder las licencias y la imposición, posterior a la adjudicación, de una tasa de 140.000 millones de pesetas a las compañías de móviles para compensar la diferencia de ingresos con Europa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_