UNA FUSIÓN POLÉMICA

Fondos de inversión expresan su malestar por la actuación del Gobierno en la fusión eléctrica

Varios de los fondos de inversión con capital en las empresas implicadas en la fusión de Endesa e Iberdrola (Repsol YPF y Gas Natural, fundamentalmente) han expresado su malestar por los acontecimientos en torno a la operación. Los fondos están molestos por el comportamiento del consejo de Iberdrola al evaluar las ofertas de compra de Endesa (16,8 euros por acción) y Repsol (18 euros). Según fuentes financieras, los fondos están alarmados por la actitud del Gobierno, que ha impuesto serias condiciones a la fusión y amenaza con frenar una OPA hostil de Repsol por Iberdrola. Un fondo británico envió a la presidenta de la Comisión de Valores una carta "muy dura" exponiendo sus quejas, según esas fuentes.

Los fondos de inversión con participación en Endesa, Iberdrola, Repsol YPF y Gas Natural, principalmente los de origen británico y estadounidense, han hecho llegar al Gobierno su profundo malestar por la marcha de los acontecimientos entorno a la fusión de las dos compañías eléctricas. Según fuentes financieras, un fondo británico no identificado, ha enviado a Pilar Valiente, presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una carta "muy dura" en la que expone su insatisfacción tanto por la actuación del Ejecutivo en el proceso como por el comportamiento del consejo de administración de Iberdrola a la hora de valorar las ofertas de compra presentadas por Endesa y Repsol YPF.

La portavoz de la CNMV aseguró ayer desconocer la existencia de esa carta, que en todo caso no se trataría de una comunicación pública que debiera ser conocida por el mercado.

Según el relato de las fuentes del mercado, los fondos hicieron llegar ayer al ministro de Economía, Rodrigo Rato, su "insatisfacción" aprovechando el encuentro del vicepresidente segundo del Gobierno con los presidentes de Repsol YPF, Alfonso Cortina, y Gas Natural, Antoni Brufau.

El capital de Iberdrola está participado en un 5% por el fondo de inversiones estadounidense Franklin Resources, vinculado al grupo Templeton del financiero Mark Mobius, y en un 10% por el banco de EE UU Chase Manhattan, que es tenedor de las acciones de numerosos inversores particulares e institucionales extranjeros. También Endesa, que tiene cerca de un 80% del capital en Bolsa, está participada en un 5% por Chase. Mobius ya tuvo un duro enfrentamiento con Telefónica por las operaciones de concentración de activos en América Latina de la operadora española.

Los fondos están molestos con el proceso de aprobación de la oferta de compra presentada por Endesa en el consejo de la eléctrica vasca, ya que "no se consideró suficientemente la oferta presentada por Repsol". La eléctrica presidida por Rodolfo Martín Villa ofrece 16,86 euros (2.805,26 pesetas) por título de Iberdrola, mientras que la petrolera elevó esa cantidad a 18 euros (2.994,94 pesetas).

Queja por escrito

En la carta enviada a Pilar Valiente, el fondo británico señala que el Código de buen gobierno de las empresas, impulsado por la propia Comisión de Valores, indica que los consejos de administración tienen que valorar todas las ofertas de compra presentadas, lo que no habría ocurrido en el caso de la formulada por Repsol. El mismo fondo considera, según fuentes conocedoras del contenido del documento confidencial, que el consejo de la eléctrica vasca quebró su deber de representación fiduciaria de los accionistas de la compañía.Según comentó el presidente de Iberdrola, Iñigo Oriol, durante la presentación a la prensa de su proyecto de fusión con Endesa el pasado martes, la propuesta presentada por Repsol "no constituía las características de una oferta". El debate en el consejo de la empresa vasca fue tenso, hasta el punto de que el proyecto de fusión con Endesa fue aprobado por 13 votos a favor, seis en contra (los correspondientes a BBVA y BBK, los dos accionistas de referencia de Iberdrola) y cuatro abstenciones.

Otra de las razones por las que los fondos se sentirían "alarmados", según las citadas fuentes, es la actitud contraria del Gobierno sobre a una posible oferta pública de adquisición (OPA) hostil de Repsol sobre Iberdrola. Para los inversores resulta "sorprendente" que el Ejecutivo español insista en esgrimir la acción de oro (un mecanismo que permite paralizar determinadas decisiones estratégicas como compras y adquisiciones) cuando esta forma de proceder ha sido condenada por la Comisión Europea y es contraria a los procedimientos habituales en los mercados de valores.

A própósito del mercado, las acciones de Endesa cerraron ayer con un avance del 0,77% y las de Iberdrola, con un 2,74%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS