Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición bielorrusa canta victoria tras la gran abstención de las ciudades

La oposición bielorrusa, que había llamado a boicotear las elecciones parlamentarias celebradas el domingo, cantó victoria después de que en una serie de ciudades acudieran a las urnas menos del 50% de los electores que exige la ley para considerar los comicios válidos. Pero, en conjunto, anteayer votó el 60,6% del censo, según los datos oficiales de la Comisión Electoral Central, y sólo en 14 de las 110 circunscripciones no se superó el 50% mínimo.Lo cierto es que la participación fue más baja de lo que esperaba el Gobierno. El presidente Alexandr Lukashenko aseguró el domingo a pie de urna que votaría el 70% del censo y restó importancia a las críticas que le hacen la oposición y Occidente. Sea como fuere, EE UU ya había anunciado la semana pasada que no reconocería estas elecciones (el Departamento de Estado emitió un comunicado en el que rechaza las elecciones porque se celebraron "bajo una abierta represión contra la oposición política y el pueblo"), mientras que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que desplazó a un pequeño grupo de observadores, declaró que los comicios estuvieron lejos de ser "libres, imparciales, verificables y abiertas".

Rusia -con la que Bielorrusia ha formado una unión que el régimen autoritario de Lukashenko trata de profundizar-, a diferencia de Occidente, se apresuró a reconocer las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 2000