La petrolera Repsol propone una "fusión entre iguales" de Gas Natural con Iberdrola

Repsol quiere demostrar que no juega de farol. Ayer, a través de su participada Gas Natural, comunicó a la Comisión de Valores (CNMV) que ha propuesto a la eléctrica Iberdrola "una fusión entre iguales", lo que puede provocar cambios considerables en la prevista integración de las dos eléctricas. La operación implicaría un canje de acciones y el pago en efectivo. La propuesta fue trasladada también al presidente y al consejero delegado de Iberdrola, Íñigo Oriol y Javier Herrero, respectivamente, que convocaron de urgencia un consejo de administración para hoy. Endesa tiene previsto reunir hoy a su consejo.

Más información
FOTO SIN TITULO

La propuesta de Gas Natural (45% Repsol y 25% La Caixa y presidida por Antonio Brufau, director general a su vez de la caja catalana) fue comunicada a última hora de ayer a la Comisión de Valores. Endesa, que negocia desde hace semanas "una fusión tranquila y amistosa" con Iberdrola, acogió la oferta con "cierta sorpresa" . El movimiento, con el mercado madrileño cerrado, volvió a sembrar incertidumbre en el sector. Lo que está claro es que Repsol-Gas Natural, con el apoyo catalán, quiere estar presente en el sector eléctrico, bien entrando directamente en Iberdrola, bien comprando los activos eléctricos que estarían obligados a vender Endesa e Iberdrola en el caso de que su proyecto de fusión llegue a puerto. Esta segunda posibilidad, un reparto entre las tres partes, es sostenida por algunas fuentes del sector. No obstante, otras fuentes mantienen que los principales accionistas de Iberdrola (BBVA, BBK y la portuguesa EDP) se inclinarán por apoyar hoy en el consejo la oferta de Gas Natural. No así su presidente, Ïñigo Oriol.

Según la comunicación remitida a la CNMV, "entre las alternativas consideradas por Gas Natural para desarrollar su estrategia como compañía energética multiproducto figura la propuesta de integración de Iberdrola y Gas Natural, como fusión entre iguales, que implicaría, aproximadamente en la misma proporción, la emisión de acciones de Gas Natural para su canje por acciones Iberdrola y la disposición de efectivo, sin que esté aún definida la valoración relativa de ambas compañías".

Cálculos

Esta valoración dependerá, efectivamente, de las negociaciones que se puedan llevar a cabo entre las partes en su caso, pero con los datos de cotización y con los balances de ambas compañías se pueden ya hacer cálculos. Con el cierre de ayer (15,34 euros por acción), Iberdrola valdría unos 14.000 millones de euros (unos 2,3 billones de pesetas). Por su parte, Gas Natural, que cerró a 20,18 euros, valdría unos 9.000 millones de euros (1,5 billones de pesetas). Sumadas las deudas (datos a cierre de 1999), los activos totales de Iberdrola alcanzarían los 21.500 millones de euros y los de Gas Natural, 12.500 millones de euros. Es decir, que la fusión, de producirse, podría dar lugar a una compañía con unos activos de 34.000 millones de euros (unos 5,6 billones de pesetas.Para llevar a cabo la operación, Gas Natural emitiría acciones por importe de 7.000 millones de euros y pagaría otros 7.000 millones en dinero contante y sonante. El valor bursátil de la nueva compañía ascendería a 16.000 millones de euros (el valor de Gas Natural más las nuevas acciones) y la deuda de la nueva sociedad a unos 18.000 millones de euros.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Repsol, a través de Gas Natural, aspira de esta forma a crear, tal y como se detallaba en la comunicación formal a la CNMV "una gran compañía energética de última generación que estaría perfectamente adaptada a las exigencias de los mercados en el futuro y sería compatble tanto con el actual marco regulatorio como con las normas españolas y comunitarias de competencia". La nueva macroempresa comercializaría conjuntamente gas y electricidad, aprovechando para ello las grandes reservas de materia prima de Repsol-YPF y el parque de generación de Iberdrola. Ésta controla el 32% del mercado de generación eléctrica.

Dudas

La duda en estos momentos, según fuentes cercanas a la operación es cómo reaccionará Endesa y la actitud del Gobierno ante la nueva oferta competidora. Anoche la comisión ejecutiva de Endesa estudiaba una respuesta y tenía previsto convocar para hoy al consejo de administración. Mientras los rumores pasan del papel de los diarios a los registros de la Comisión de Valores, los mercados siguen agitados en el sector energético. Ayer, Endesa acabó la sesión con una caída superior al 4%, que fue la mayor del índice Ibex 35, y perdió el 4,5% en Nueva York. El resto de las eléctricas se anotaron ligeras ganancias. Iberdrola subió en el mercado madrileño un 1,19%, a 15,34 euros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS