Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP acusa al PSPV de invitar a la desobediencia civil en Castellón

"El grupo municipal socialista está rompiendo el compromiso democrático al invitar a los ciudadanos a la desobediencia civil". Así de rotundo se mostró ayer el concejal y miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón, Miguel Ángel Mulet, en contestación a la instancia efectuada por el PSPV para que los ciudadanos recurrieran la nueva tasa de basura. El portavoz del grupo municipal socialista, Ignacio Subías, anunció el pasado viernes que su grupo ponía a disposición de todos los ciudadanos un texto para la presentación de un recurso de reposición contra la tasa. El recurso se basa, principalmente, en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León en el que se anulaba la tasa al considerarla "nula de pleno derecho". Pese a que el texto incluye otra argumentación, la relativa a la sentencia quedó ayer invalidada cuando el interventor del ayuntamiento dio a conocer otra del Tribunal Supremo, (es decir de un órgano superior) que califica la tasa de "conforme a derecho". Este fallo del alto tribunal está fechado en mayo de 2000, cuando ya habían entrado en vigor las leyes de Residuos Sólidos, que incluye la obligación de tratar y eliminar la basura, y la de Tasas Estatales y Locales, que modifica la Ley de Haciendas Locales.Tanto Mulet como el concejal de Hacienda, Nicolás Martínez, acusaron al grupo socialista de "jugar a la confusión del ciudadano", afirmación que argumentaron aludiendo a la legalidad de la tasa. Sin embargo, respecto a la justificación de la misma sin promover una rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (a través del cual se pagaba anteriormente el servicio) no fue tan rotunda. Los miembros del equipo de gobierno únicamente indicaron que el servicio ha sufrido un incremento en el coste, por su periodicidad diaria y por el tratamiento al que van a ser sometidos los residuos, lo que precisa de una tasa. Mientras, el dinero recaudado a través del IBI que hasta ahora se destinaba a la recogida de basuras, encontrará otro destino dentro del gasto corriente del consistorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 2000