Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kostunica negocia un adelanto electoral con el partido de Milosevic

La Oposición Democrática de Serbia (DOS), vencedora en las elecciones presidenciales, y el Partido Socialista de Serbia (SPS), del derrotado ex presidente Slobodan Milosevic, han reanudado las negociaciones para formar un Gobierno provisional en Serbia y convocar elecciones, tras dos días de ruptura. Se habla de un acuerdo para celebrar los comicios el 24 de diciembre.

Las negociaciones quedaron interrumpidas el martes por la noche, cuando los seguidores de Milosevic acusaron a la DOS de haber establecido un clima de anarquía y de violencia en Serbia. Los ultranacionalistas del Partido Radical de Serbia (SRS) rompieron también las negociaciones y no han vuelto. Su dirigente, el fascistoide viceprimer ministro de Serbia, Vojislav Seselj, acusó a la DOS de haber realizado un golpe de Estado. Según Seselj, la policía serbia ya no está en manos del Gobierno, sino que la controlan la DOS y la CIA estadounidense. Para Seselj, la OTAN ha logrado ahora lo que no consiguió con 78 días de bombardeos. Ante la ruptura de las negociaciones, la DOS amenazó con sacar de nuevo a la calle al pueblo de Serbia.Vladan Batic, un democristiano dirigente de la DOS, declaró ayer a la salida de la nueva ronda de negociaciones: "Hemos establecido como fecha definitiva para las elecciones parlamentarias en Serbia el 24 de diciembre. Esta noche nos reuniremos con el presidente Milan Milutinovic y creemos que el Parlamento se reunirá mañana o pasado". Según Batic, la reunión con los nuevos dirigentes del SPS transcurrió "en un clima positivo, que ha permitido realizar progresos".

Por segunda vez en pocos días, la DOS anuncia una fecha para las elecciones en Serbia. Habrá que tomar con cierta cautela este anuncio y esperar hasta la disolución del Parlamento para creerlo. El pasado lunes, el dirigente de la DOS Zoran Djindjic ya anunció las elecciones y después se produjo la ruptura. El nuevo secretario general del SPS, Zoran Andjelkovic, declaró: "Todas las cartas están encima de la mesa. Ahora habrá que esperar un final positivo de las negociaciones para llevar la paz a Serbia y sus habitantes". Para la noche estaba prevista la continuación de la negociación.

Al mismo tiempo, miembros del SPS y algunos dirigentes del SPD empiezan a pedir la cabeza de Milosevic como responsable del desastre electoral. La dirección del SPS rechazó una petición para destituir a Milosevic. Así lo informó a la prensa Nikola Sainovic, viceprimer ministro del Gobierno saliente de Yugoslavia y uno de los dirigentes del SPS más próximos a Milosevic, con quien comparte el honor de estar acusado como criminal de guerra por el Tribunal Penal Internacional de La Haya. Se trata sin duda de un hecho insólito en los últimos 13 años: el SPS discute ya la destitución de Milosevic. Sainovic declaró que el tema sólo puede decidirse en un congreso del partido. Además Sainovic dijo que veía con regularidad a Milosevic estos días. Se trata sin duda de un privilegiado, porque pareciera que al déspota de Belgrado se lo hubiese tragado la tierra. Unas informaciones le sitúan en su casa del barrio residencial de Dedinje, desde todavía trata de mover los hilos de su partido. La agencia EFE informó días atrás, de fuentes seguras, que se encontraba en un piso y se quejaba del mal funcionamiento de la cisterna y el calentador de agua caliente.

Por otro lado, en la zona de Serbia lindante con Kosovo, dos vehículos policiales chocaron con una mina colocada, según todos los indicios por independentistas albaneses. La televisión serbia informó de que la explosión dejó dos muertos y nueve heridos. En esa región actúa un grupo del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) que se ha propuesto unir esa zona de Serbia a Kosovo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2000

Más información

  • La DOS plantea la fecha del 24 de diciembre