Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

José Refugio 'Cuco' Sánchez, "el Benjamín de los Compositores"

No ha sido una de esas noticias que recogen las grandes agencias: Cuco Sánchez murió el pasado jueves, día 5 de octubre, en un hospital de la Ciudad de México víctima de una enfermedad renal. Desaparece así uno de los pocos supervivientes de la gran época de la ranchera mexicana, un autor e intérprete recordado por Cama de piedra; El águila negra; Fallaste, corazón; Anillo de compromiso y otros muchos temas. José Refugio Sánchez Saldaña había nacido en Altamira, en el Golfo de México, el 3 de mayo de 1921. Hijo de un coronel del Ejército, recorrió con su familia varios estados de México y recogió inspiración para canciones desgarradas que compuso -y vendió- cuando todavía era menor de edad, recién llegado a la capital de la República.

A Emilio Azcárraga, el futuro Tigre de Televisa, le hizo gracia tanta precocidad y le lanzó en 1937 como cantante desde la emisora XEW, con el mote de "el Benjamín de los Compositores" (luego, se convertiría en "la Gloria de México"). Eran tiempos en que la cultura popular mexicana se difundía por toda América, con el cine como principal exportación.

Recomendado por Emilio El Indio Fernández, Cuco Sánchez se convirtió en compositor cinematográfico, terminando por actuar en películas como La cucaracha, con Dolores del Río, y María Félix. Posteriormente, entraría en los repartos de muchas telenovelas de Televisa.

Grabó numerosos discos, aparte de ser interpretado por todos los grandes vocalistas mexicanos y figuras internacionales como Amalia Rodrigues, Vikki Carr o Lola Flores.

Como otros veteranos mexicanos, se quejaba de que en su país no se le respetaba lo suficiente, mientras que en Estados Unidos, estrellas de la comunidad chicana como Selena o el grupo Mazz recurrían a su repertorio y, aseguraba, todavía mantenía buenas relaciones con el rey Juan Carlos y otras personalidades europeas que habían disfrutado con sus conciertos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 2000