Cinco muertos en las carreteras en una jornada de atascos por la lluvia y el inicio del puente del Pilar

La lluvia, los numerosos golpes entre los coches y el inicio del puente del Pilar provocaron ayer una día negro en las carreteras madrileñas y fuerte atasco en la ciudad. Además, la jornada fue trágica en el asfalto, ya que cinco personas murieron y seis resultaron heridas graves en cuatro accidentes ocurridos en menos de diez horas, según el Sercam y el 061. El siniestro más grave ocurrió a las seis de la tarde en el kilómetro 23 de la N-III (Arganda del Rey). Un hombre de 70 años y otro de 48 murieron cuando un BMW se salió de la calzada por el margen izquierdo y saltó la mediana hasta chocar con otro vehículo que circulaba en dirección contraria. El percance ocasionó retenciones de más de 12 kilómetros en la carretera de Valencia para salir de Madrid.

En Alcalá de Henares, un chico de 18 años perdió la vida al mediodía al colisionar el turismo que conducía contra una furgoneta de reparto en el kilómetro 20 de la M-203, según los Bomberos de la Comunidad.

Un hombre de 45 años también falleció en la carretera de Toledo al colisonar un camión y un turismo.

Por último, en el término de San Martín de Valdeiglesias murió el conductor de un camión, de 30 años, al chocar contra otro camión de gran tonelaje, en el kilómetro 75 de la M-403. Eran las dos de la tarde y fue necesaria la actuación de dos coches de bomberos de la Comunidad para rescatar al herido y despejar la calzada.

En la capital, el accidente más espectacular se produjo en el puente que cruza la M-30, a la altura de O'Donnell. Un turismo colisionó contra el pretil y quedó colgado con riesgo de caerse, por lo que la Policía Municipal cortó varios carriles de la cirncunvalación mientras que los bomberos se afanaban en rescatar el coche.

Asimismo, los bomberos del Ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad intervinieron un centenar de veces por caídas de árboles y cornisas a causa del vendaval que ayer azotó Madrid. El 112 también atendió más de cien avisos por el viento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS