Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP logra la expulsión del PNV de la Internacional Demócrata Cristiana

El PP logró imponer ayer sus tesis para expulsar de hecho al PNV de la Internacional Demócrata Cristiana, un organismo que los nacionalistas vascos ayudaron a fundar. El PP, con su ascendente peso internacional, promovió una modificación de los estatutos de la IDC que impide a un partido pertenecer a ese foro si no lo está en su ámbito regional. Este cambio sólo afecta al PNV, que se marchó del PP europeo hace un año porque se escoraba a la derecha por la influencia de José María Aznar. La IDC aprobó además una declaración de severa condena al terrorismo de ETA y de homenaje a PP y PSOE.

El pleno del XIII Congreso de la Internacional Demócrata Cristiana aprobó finalmente, por 125 votos contra 9, una amplia reforma de sus estatutos que varía, entre otros, su artículo 5, para obligar a los partidos a estar dentro de su organismo continental antes que en el internacional. Una enmienda transaccional promovida por el PP español que ya había sido aprobada el día anterior por el Buró de la IDC, su ejecutiva, con 65 votos frente a cuatro (dos de ellos del PNV).Ese punto fue ratificado incluso por los delegados de Unió Democràtica de Catalunya, el partido que dirige Josep Antoni Duran Lleida. Una modificación que tan sólo afecta por ahora en la IDC al PNV, que hace un año se marchó del Partido Popular Europeo tras varias y sonadas discrepancias con su presidene, Wilfred Maertens, al que acusaron de tomar partido por el PP español y por José María Aznar, especialmente en la campaña de las elecciones europeas de 1999. El PNV está ahora en Europa con los Verdes. Según Mariano Rajoy, vicepresidente primero del Gobierno, el PNV ha sido expulsado por su "ambigüedad" y falta de contundencia ante el terrorismo.

De hecho, el pleno de la IDC aprobó, además, una contundente declaración de condena al terrorismo de ETA y de rechazo de "todo diálogo con quienes ejecutan, inducen, amparan, justifican o toleran activos terroristas". Un documento en el que se expresa la solidaridad de la IDC con el alto precio que están pagando el PP y el PSOE por su coraje.

Las delegaciones del PNV y de UDC intentaron dar la batalla contra el cambio de estatutos de la IDC que permitía la expulsión de los nacionalistas vascos ante el pleno de la convención. Primero pujaron con el PP para que su enmienda, orientada a que los cambios no tuviesen efectos retroactivos, se pudiese discutir ante todo el plenario. Luego, ya en el pleno, la defendieron, pero con escaso éxito. Fue derrotada por 104 votos frente a 28. En los pasillos y en los despachos recabaron alguna adhesión y también acusaciones contra las presiones que estaba ejerciendo el PP ante varias delegaciones.

Finalmente, el pleno del congreso ratificó las intenciones del PP y modificó los estatutos de la IDC con una votación contundente: 125 papeletas a favor y 9 en contra. El PNV se topó de golpe fuera de un organismo que ayudó a fundar en 1947 y en el que intentó impedir el ingreso del PP en 1993.

El responsable de la delegación del PNV, Imanol Bolinaga, acusó a la IDC de haberse dejado "instrumentalizar". Bolinaga abandonó la sesión gritando "Gora Euskadi askatuta" (viva Euskadi libre). El delegado de UDC, Salvador Sedó, lamentó la marcha del PNV y el comportamiento del PP. En Cataluña, dirigentes de CiU como Artur Mas o Pere Esteve, reprocharon al PP su trato injusto y gravemente erróneo y negativo hacia el PNV.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de octubre de 2000

Más información

  • La IDC condena "todo diálogo con quienes ejecutan, inducen, amparan o justifican" el terrorismo