Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIENESTAR SOCIAL

Blasco pide a una empresa que estudie la eficiencia de la residencia de Carlet

"Estructura de costes de la residencia, (...) indicadores de gestión y objetivos de eficiencia". Estos son algunos de los aspectos que la consultora Antares está analizando en la residencia pública de la tercera edad de Carlet -una de las mayores, con 500 camas- por encargo de la Consejería de Bienestar Social. El análisis, del que UGT señala que debía recaer sobre los servicios de inspección, se detiene también en el nivel de profesionalización del personal.

"Cuando la directora general de Servicios Sociales presentó el estudio repitió hasta la saciedad que la intención de la consejería no era privatizar el centro", recordaban ayer desde la sección sindical de UGT en la residencia. Sin embargo, los trabajadores no lo tienen tan claro.El estudio encargado por Bienestar Social abarca desde la cartera de servicios del centro, hasta los protocolos de calidad asistencial y atención al residente o los sistemas de revisión de la calidad. También comprende aspectos relativos al nivel de profesionalización del personal, la adecuación de los espacios y el estado del edificio o la estructura directiva y el "estilo de dirección". El trabajo, que pretende llegar a la estuctura de costes de personal, de farmacia, alimentación, limpieza o lavandería, comenzó el lunes 18 de septiembre y se desarrollará hasta el 27 de octubre.

El responsable de servicios sociales de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Antonio Femenía, se mostró ayer a favor del control de calidad, pero señaló que la consejería se está saltando los procedimientos establecidos a tal efecto.

Femenía señaló que, según establece un acuerdo del Consell de 1998, el Gobierno valenciano no sólo se comprometió a implantar "la práctica habitual" de evaluaciones de calidad en los servicios públicos de la Administración. También a fomentar la "activa participación del personal" en los estudios, tal y como señala el documento. Para el representante de UGT, el papel principal de las evaluaciones debe recaer sobre el área de Inspección General de Servicios, o, en su caso, de los servicios de inspección de las respectivas consejerías.

El estudio encargado, según Bienestar Social, se enmarca en los nuevos modelos de calidad que pretende aplicar el responsable del departamento, Rafael Blasco. Uno de los aspectos incluidos en este plan reside en las encuestas encargadas para conocer el nivel de satisfacción de los ancianos que se encuentran en 162 residencias de tercera edad, ya sean públicas, o estén sujetas al programa del bono-residencia

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 2000