Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Prodi pide a la sociedad española que no se deje intimidar por la banda

Cerca de 300 funcionarios españoles residentes en Bruselas salieron ayer de nuevo a la calle para expresar su rotundo rechazo a la violencia terrorista y su solidaridad con la familia de la última víctima de ETA, el concejal popular José Luis Ruiz Casado. El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y la vicepresidenta, Loyola de Palacio, encabezaron la concentración frente a las instituciones de la Unión Europea. Prodi hizo un llamamiento a los ciudadanos vascos, y a los españoles en general, para que "no se dejen intimidar por la violencia", y a la banda terrorista para que abandone la lucha armada. "No tiene salida", añadió."Estamos exasperados por este odio", declaró Prodi tras guardar diez minutos de silencio junto a los centenares de funcionarios españoles situados tras una pancarta con el lema "Paz ahora, ETA no".

"Estos asesinatos son inútiles", declaró Loyola De Palacio, quien hizo un llamamiento para que el pueblo español aísle a los violentos y a los que los apoyan. "Los que estamos con la libertad, con la libertad de expresión, con la libertad de pensamiento, con los derechos humanos, con la democracia, debemos dar la espalda a aquellos que comprenden a los nazis de ETA y de su entorno". Agregó que "hay que hacer sentir que en Europa no tienen cabida los planteamientos políticos de HB y su entorno, que justifican, amparan y comprenden los asesinatos".

El presidente de la Comisión Europea recordó a los terroristas, en una declaración escrita, que Europa es un espacio de libertad y que, con sus acciones, ETA atenta contra los principios fundamentales de la Unión. "En sociedades democráticas como las nuestras, el terrorismo no puede utilizar justificaciones pretendidamente políticas como excusa", dijo. "Nuestro compromiso, nuestro esfuerzo colectivo permitirán asegurar el pleno ejercicio de la libertad, añadió.

Prodi invitó a "aquellos que se dejan tentar por la violencia" a que aprovechen "los medios y oportunidades que la UE ha desarrollado en 50 años de paz" para que asuman el principio de la tolerancia. Pero hasta conseguir la paz en la UE, la Comisión Europea se compromete a promover "el refuerzo de una acción europea contra cualquier forma de terrorismo" utilizando los medios que le permiten los tratados. "El terrorismo es una forma de criminalidad que hay que prevenir y combatir en toda la UE", señala la declaración.

Bruselas reitera que la acción común en toda Europa en el ámbito policial y judicial es la mejor receta para "atacar con éxito la base de las organizaciones" que quieren sembrar terror y evitar que los terroristas "encuentren refugio en algún lugar de Europa y escapen a la acción de la justicia".

Al igual que en Bruselas, en muchas ciudades españolas se celebraron concentraciones contra el terrorismo, entre ellas, Ceuta y Melilla, así como localidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia y Cantabria. Además, en Madrid, donde las universidades públicas guardaron cinco minutos de silencio, varios cientos de personas se concentraron por la tarde en la Puerta del Sol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 2000

Más información

  • Concentraciones contra ETA en Bruselas y varias ciudades españolas