Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

Jordi Pujol exhorta a no perder la esperanza porque "todos los procesos tienen un final"

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, lanzó ayer un llamamiento a la sociedad para que no pierda "la esperanza y la confianza" ya que en "estos procesos siempre se llega a un final". Pujol hizo ese comentario tras ser informado del atentado que costó la vida a José Luis Ruiz, concejal del PP de Sant Adrià. En la tarde de ayer, unos 150 ediles del área de Barcelona y diversas personalidades políticas se congregaron frente al Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs, donde el alcalde de Barcelona, Joan Clos, leyó una declaración institucional de condena de la violencia terrorista.

Pujol, que se desplazó al domicilio de la víctima para dar el pésame a la familia, destacó la "gran calidad personal y humana" del edil asesinado, y comentó que hacía tiempo que su Gobierno sabía que podía haber un atentado en Cataluña. "Nadie está al margen de esta violencia criminal", subrayó. El presidente, que suspendió un viaje a Alemania, añadió que "todos los ciudadanos somos iguales ante la violencia" y pidió la unidad de todos para manifestar el más enérgico "rechazo".Las expresiones de condena llegaron desde todos los rincones de Cataluña. Partidos políticos, instituciones, decenas de Ayuntamientos, sindicatos y organizaciones de todo tipo emitieron comunicados de repudio. Una de las primeras manifestaciones de condena partió de Josep Lluís Carod, líder de la independentista Esquerra Republicana (ERC). "[La acción de ETA] supone una interferencia intolerable en la política catalana", manifestó el secretario general de ERC, quien tras condenar el asesinato defendió la necesidad del diálogo entre todas las fuerzas políticas "sin exclusión" como el camino más adecuado para erradicar la violencia.

Una de las primeras concentraciones de carácter institucional se produjo por la tarde frente al Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs. Unos 150 concejales del área metropolitana y una nutrida representación de políticos aprobaron una declaración leída por el alcalde de Barcelona, Joan Clos. "No queremos más víctimas inocentes ni más muertes absurdas. Rechazamos con rotundidad la violencia injustificable que no puede pasar por encima de nada", afirmó. Por su parte, el alcalde de Sant Adrià, el socialista José María Canga, recordó emocionado a su compañero. "¿Qué han logrado?", se preguntó. "La desgracia de un pueblo y de una familia. Tenemos que luchar contra eso, siguiendo su ejemplo de trabajo y de ideas positivas".

Entre los políticos que acudieron a la concentración estaban la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre; el líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero; los consejeros de la Generalitat Artur Mas y Josep Antoni Duran; el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, y el presidente del PSC, Pasqual Maragall.

El Gobierno catalán reclamó, en un comunicado, la unidad de los partidos y de los ciudadanos de Cataluña "para apoyar todas aquellas medidas que puedan conducir a la paz". También el consejero de Gobernación y líder de Unió, Josep Antoni Duran, se expresó en términos muy duros contra cualquier diálogo con la banda terrorista y con EH. Duran reclamó la "conjunción de todas las fuerzas democráticas, medidas policiales, judiciales, de política exterior y unidad entre los partidos". Maragall, por su parte, insistió en la necesidad de crear las condiciones para acabar con el terrorismo. "Para que haya paz, tendrá que haber diálogo. Para que haya diálogo, tendrá que haber unidad de los demócratas", afirmó. La idea de Maragall es que puede hacerse en una mesa de diálogo o en un Gobierno de concentración de los demócratas. En cualquier caso, dijo, antes debe haber elecciones en Euskadi.

El presidente del Parlamento catalán, Joan Rigol, lamentó que se reprima de "una forma tan bestia a quienes tienen como primera función su dedicación total a la familia y a servir al pueblo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000

Más información

  • Más de 150 ediles se concentran frente al Ayuntamiento de Sant Adrià de Besòs