Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un concurso de la NBC lleva al ganador a la estación 'Mir'

El creador de Supervivientes ha vendido a la cadena estadounidense NBC un nuevo concurso con el premio más extravagante de la historia de la televisión: el ganador hará un viaje (si todo sale bien, de ida y vuelta) a la estación espacial rusa Mir. Mark Burnett, convertido en el nuevo rey Midas de la televisión tras el éxito de Supervivientes en Estados Unidos, ha colocado la idea a la NBC por 40 millones de dólares (unos 7.600 millones de pesetas). La mitad de ese dinero cubre la factura que cobra la agencia espacial rusa por permitir y facilitar el traslado del concursante a su estación espacial.

La Mir, que si por algo pasará a la historia es por sus averías y sus achaques, está bajo el control de una sociedad privada que heredó el viejo programa espacial soviético.

Según la revista Variety, la NBC está tan ansiosa por subirse al tren de los nuevos concursos que incluso ha aceptado compartir con Burnett los ingresos publicitarios que genere el programa. La emisión puede retrasarse hasta el comienzo de la temporada que viene, de manera que el concursante espacial no se convierta en astronauta hasta principios del año 2002. Los responsables de la Mir van a guardar un sitio vacío para la NBC entre diciembre del año que viene y junio del 2002.

El concurso (cuyo nombre será mucho menos original que la idea: se llamará Mir) comenzará con un especial de dos horas que contará el traslado de 12 estadounidenses desconocidos a Star City, el campo de entrenamiento espacial en las afueras de Moscú. En este caso no habrá votaciones de los concursantes ni de la audiencia: serán los oficiales rusos los que decidan cada semana qué concursante se queda sin viaje espacial. "No ganará el más joven ni el que esté más en forma", dice Burnett; "los rusos buscarán al más equilibrado, al que tenga lo que hay que tener", asegura.

Después de 13 episodios, los finalistas (ya vestidos de astronautas) llegarán a la plataforma de lanzamiento, pero sólo el ganador montará en la nave Soyuz que hará el trayecto Tierra-Mir. Si no surge ningún problema -algo improbable tratándose de la Mir-, el vuelo de ida y vuelta y la estancia en el espacio durará en torno a 10 días, que la cadena NBC espera retransmitir con plena dedicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de septiembre de 2000