Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

El Depor emprende una ruta inesperada

El ambiente de Atenas, principal obstáculo de los gallegos ante el Panathinaikos

Ya nadie puede discutirle al Deportivo un lugar entre los mejores equipos españoles, pero su jerarquía en Europa aún está por demostrar. Con el título de Liga en el bolsillo, el conjunto gallego tiene ahora el reto de labrarse prestigio en los torneos continentales, un territorio donde pocas veces ha estado a la altura de sus prestaciones en España. El Deportivo apunta a lo más alto, la Liga de Campeones, una ruta desconocida en la que comenzará a adentrarse esta noche en Atenas (20,45. TVE-1) ante el Panathinaikos. Además de medirse a un rival inferior, pero en absoluto despreciable, el Deportivo ha de sobreponerse al calor y la humedad de la capital griega y al ambiente guerrero tradicional en los estadios de ese país, en el que se darán cita unos 65.000 espectadores.Si dos equipos españoles disputaron el año pasado la final de la Copa de Europa, la lógica impone conceder alguna posibilidad de repetir la gesta al actual campeón de Liga. Ese razonamiento alimenta los sueños coruñeses, aunque dentro del club los mensajes llevan cautelas y sólo se marca el objetivo de hacer un digno papel en la competición más codiciada del continente. El pasado inmediato refuerza la prudencia del discurso oficial. En siete años de experiencia europea, el mayor logro del Deportivo fue alcanzar, en 1996, las semifinales de la Recopa, un torneo que ya entonces comenzaba a devaluarse irremisiblemente. En la UEFA, nunca ha pasado de octavos de final.

El Panathinaikos es en teoría el rival más débil de un grupo que integran también el Juventus y el Hamburgo, lo que obliga al Depor a sacar el máximo provecho posible de su enfrentamiento con los griegos. Un tropiezo ante los atenienses podría comprometer su clasificación para la segunda fase, el objetivo mínimo que se ha marcado el grupo de Javier Irureta. Ambos conjuntos ya se enfrentaron en la pasada edición de la Copa de la UEFA, en la que el Deportivo eliminó a los griegos tras ganar 4-2 en Riazor y empatar a un gol en Atenas. Sin embargo, en el partido de vuelta los blanquiazules vivieron un suplicio y estuvieron por momentos al borde la eliminación.

El duelo de esta noche será el primer partido oficial del año para el Panathinaikos, ya que la Liga griega no comienza hasta el próximo domingo. El conjunto ateniense se ha reforzado con el veterano portugués Paulo Sousa, curtido en los campeonatos italiano y alemán, y el croata Vlaovic, aquella flecha pasada de revoluciones que nunca acabó de cuajar en el Valencia. La baja del lesionado Djalminha tiñe de incógnitas la posible alineación de Irureta.

Panathinaikos: Nikopolidis; Olivares, Henriksen, Goumas, Fyssas; Kiragounas, Paulo Sousa, Basinas, Kola; Warzcycha y Liberopoulos.

Deportivo: Molina; Manuel Pablo, Donato, Naybet, Romero; Sampaio, Mauro Silva; Víctor, Emerson, Fran; y Diego Tristán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de septiembre de 2000