Florentino Pérez considera un "milagro" que el Madrid sobreviva cada día

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, anunció ayer su plan para sacar al club de una "situación económica malherida", en la que "sobrevivir día a día es un milagro". A un mes y medio de haber ganado las elecciones a Lorenzo Sanz, Pérez informó que la deuda neta del club asciende a 46.200 millones de pesetas según una auditoría. Que el club debe 10.000 millones adelantados por proveedores, y que debe devolverlos "inmediatamente". Y que la mercadotecnia, que incluye la gestión de "los derechos de imagen y el patrocinio" equilibrará el presupuesto.

Más información
Luis Figo firmó su precontrato el 1 de julio
Sanz: "Todavía nadie le ha dado las gracias a Redondo"

Algo tenso pero determinado, Pérez estructuró un discurso con tintes mesiánicos pero sin demasiadas estridencias. Primero, el presidente madridista destacó la gravedad de la situación económica del club enunciando los datos de la última auditoría encargada por Sanz, correspondiente al ejercicio de la temporada 1999-2000. "El endeudamiento neto asciende a 46.200 millones de pesetas", comenzó. "Esto es, 43.500 millones más 2.700 millones correspondientes a un acta fiscal que nos han levantado. De esa deuda, 19.000 millones corresponden a adelantos de proveedores diversos, lo que se queda en unos 10.000 si contamos con las amortizaciones"."Tenemos un enfermo grave", previno Pérez, "sin ser alarmistas". Y prosiguió: "Si no se toman medidas oportunas el fin será muy malo". El déficit presupuestario del club asciende a unos 7.000 millones, y constituye el gérmen de la crisis: "Los ingresos son de 20.555 millones y los gastos de 27.000, pero sólo se podrán ingresar 9.604 millones porque el resto ya se ha gastado". En base a estos datos, la auditoría de Arthur Andersen -que data del 30 de junio pasado- va acompañada de una carta de la consultora para el presidente del Madrid. "Esta carta pone en duda la viabilidad del Madrid, y yo voy a elaborar un plan de viabilidad", explicó.

Tres directores generales

La organización del club se armará en torno a tres direcciones, según el proyecto de Pérez: una Dirección General Deportiva, a cargo de Jorge Valdano, una Dirección de Marketing, y una Dirección Económico-Financiera cuyo responsable seguirá siendo Julio Senn. "La confianza en Jorge Valdano deriva de su experiencia como jugador y como técnico del Madrid. Conoce perfectamente el club y en los últimos años ha ganado experiencia empresarial", argumentó el presidente. "Será el máximo responsable de todas las áreas deportivas y será el portavoz. Siempre pensé en Jorge Valdano para este puesto. A él le pediré responsabilidades y por tanto también le daré total libertad de acción". Sobre la continuidad de José Martínez Pirri en este cargo, Pérez no se manifestó con claridad: "Estaré encantado si todas las personas que han trabajado en el club lo siguen haciendo".El responsable de la Dirección de Marketing no está decidido. Pero su importancia será crucial a la hora de obtener nuevos "ingresos recurrentes" que equilibren el presupuesto del club, que de momento es deficitario y es la mayor fuente de problemas económicos. Pérez habló de clubes ejemplares en este aspecto, como el Manchester United, un pionero en la explotación de recursos como la venta de camisetas y artículos con la marca del club. "Ya no es suficiente con los ingresos por taquilla y por derechos audiovisuales", explicó Pérez. "Debemos aprovechar el patrocinio, los derechos de imagen, Internet y las nuevas tecnologías... Estoy seguro de que estas nuevas fuentes de ingresos van a equilibrar el presupuesto en un plazo de dos años".

Florentino aclaró que está elaborando un presupuesto en base a los gastos y a los ingresos que se han producido tras las elecciones. Luego decidirá sobre la venta de la Ciudad Deportiva al Ayuntamiento: "Hoy [por ayer] me reuní con Álvarez del Manzano [alcalde de Madrid], y me dijo que su intención era construir el pabellón olímpico en el solar de la Ciudad Deportiva". Una venta que, según Pérez, liquidaría la deuda del club pero no solucionará el déficit: "Si no nos aseguramos unos ingresos estables [por mercadotecnia], si no equilibramos el presupuesto, en cuatro años estaremos endeudados de nuevo".

Sobre la situación deportiva, Pérez dijo que con Sanz la política de fichajes había sido "muy errática". Puso un ejemplo: "Tenemos a cinco personas que juegan por la izquierda, Baljic, Savio, Rodrigo, Solari y Munitis". Luego aclaró la necesidad de aligerar la plantilla: "Cuando llegué había 40 jugadores, 10 de ellos comunitarios. Evidentemente 15 tenían que salir". Dijo que su relación con Del Bosque es buena y que Redondo fichó por el Milan "porque quiso".

Sobre Redondo, Pérez aseguró que quienes le acusaron de vender al medio centro cometieron un grave error: "Es de los hechos más injustos que he encontrado en mi vida". Luego dijo que se sorprendió cuando Redondo se marchó del club sin consultarle, y, para justificar su sorpresa, refirió el hallazgo de un contrato de renovación del contrato de Redondo por Lorenzo Sanz. "Me pareció muy raro porque a los cuatro días de asumir me trajeron un contrato firmado por Lorenzo Sanz y Redondo; un contrato que no figuraba en el presupuesto de la temporada pasada... un contrato nuevo". No dijo más. Pérez no quiso abundar en el contenido del documento.

El trofeo Bernabéu

La XXII edición del trofeo Santiago Bernabéu, hoy martes a las 21.45 horas contra el Santos de Brasil, será la primera oportunidad que tendrá la afición madridista de juzgar a su equipo en la temporada 2000-01. Por otro lado, Pérez reconoció ayer en la SER que baraja una oferta del Chelsea, que ofrece 2.500 millones de pesetas por Savio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS