Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una grúa se desploma sobre una parada de autobús en Cádiz

Una grúa industrial de 42 metros de altura y 125 toneladas de peso, utilizada en la obra de un aparcamiento subterráneo, se rompió a las 12.52 horas de ayer y se desplomó sobre la marquesina de la parada de autobuses más concurrida de la capital gaditana, situada en la principal avenida de la ciudad. No hubo heridos, aunque tres personas, el maquinista de la grúa y dos señoras de avanzada edad que aguardaban la llegada de otro autocar a sólo un metro del siniestro, recibieron asistencia sanitaria, víctimas de un ataque de nervios. El teniente alcalde de Presidencia, Jorge Moreno, anunció que el Ayuntamiento exigirá responsabilidades penales a la empresa constructora, Parquigran y a la propietaria de la máquina, Grúas Gil.Segundos antes del accidente, varias personas se montaron en sendos autobuses con destino a Sanlúcar y Puerto Real. El tránsito de peatones por esta zona, frente al Hospital Puerta del Mar, es constante.

El gancho, los cables metálicos y unos cinco metros de la grúa dañaron parte de la parada del autobús, la acera, una tubería de agua, el arcén y un carril de la avenida Ana de Villa. El material cayó a escasos centímetros de varios automóviles, de un autocar y de varias personas.

El dueño de Parquigran, José Perales Pedroso, informó de que la grúa había pasado la revisión recientemente. Lamentó lo ocurrido y explicó que la retroexcavadora que sacaba arena se enganchó en un pilar del aparcamiento subterráneo y causó la caída de la grúa. El tráfico quedó cortado en la avenida una hora, el tiempo que emplearon los bomberos y otra grúa en retirar los escombros y el material desplomado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de septiembre de 2000