FUMIGADOR - José Carlos Gómez

El controlador de mosquitos

VERANO 2000

José Carlos Gómez, de 33 años, casado, trabaja como operario del Servicio de Control de Mosquitos, dependiente de la Diputación de Huelva, lo que en la ciudad se conoce como mosquitero. Son unos 50 trabajadores que, desde hace 13 años, se dedican a luchar contra una de las plagas más temidas de los veranos onubenses: los mosquitos.En los meses de calor, a bordo de una barca, José Carlos Gómez se dedica a fumigar una zona de aguas comprendida entre las marismas de Gibraleón y el puente de Punta Umbría, una labor que los mosquiteros realizan siempre en pareja, como si fueran agentes de la Guardia Civil.

OFICIOS VERANIEGOS

Estados Unidos, 1994 (94 minutos). Director: Ron Underwood. Intérpretes: Geena Davis, Michael Keaton, Christopher Reeve, Charles Martin Smith, Bonnie Bedelia, Ernie Hudson.

"No siempre nos desenvolvemos por una zona de fácil acceso. En ocasiones nos desplazamos muy lejos de la carretera o de cualquier población. Lo mínimo es que acudamos dos operarios, por si a alguno le ocurre cualquier contratiempo, que haya otro para ayudar", explica.

La Diputación puso en marcha este servicio ante las habituales plagas veraniegas de mosquitos. Los mosquiteros cubren 9.000 hectáreas de una zona de costa que comprende Ayamonte, Isla Cristina, Cartaya, Lepe, Gibraleón, Huelva, Palos de la Frontera, San Juan del Puerto y Moguer.

José Carlos Gómez defiende abiertamente los buenos resultados de su trabajo. "Yo llevo en este servicio 11 campañas y estoy convencido de que hemos conseguido controlar a los mosquitos como plaga. Los resultados son satisfactorios. No se trata de erradicarlos, que resulta imposible. Nuestra función consiste en controlarlos", señala.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Gómez recuerda los veranos de hace más de 15 años en Huelva: "Había mosquitos de tal tamaño y habilidad que lograban picar a la víctima incluso a través de la ropa". Eran una característica del verano onubense, como el Trofeo Colombino de fútbol, por ejemplo, en el que aparecían con especial virulencia.

José Carlos Gómez y sus compañeros tienen que estar atentos a muchas cosas: "Debemos conocer perfectamente las mareas y el ciclo de reproducción de los mosquitos: la larva se desarrolla en cinco días. En ese tiempo pasa a ser pupa y de ahí a mosquito adulto. Esos cinco días marcan nuestro ritmo de trabajo, porque el mosquito adulto resulta considerablemente más difícil de controlar", concluye.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS