Tribuna:Tribuna
i

Descuentos

Las bolsas europeas prosiguieron ayer descontando el posible empeoramiento de las expectativas económicas en el seno de la UE. Existe cierto consenso entre los inversores sobre el endurecimiento de la política monetaria como consecuencia del crecimiento de la inflación, aunque Francia hizo público ayer un descenso del IPC del 0,2% en julio, y también, de que un encarecimiento del dinero contribuirá a que el anuncio de ralentización sea una realidad irremediable.Lo único que se salvó fue el sector de telecomunicaciones, en el que las principales sociedades europeas se anotaron ligeros avances después del castigo al que las ha sometido el mercado en las jornadas anteriores.

La contratación en el mercado continuo fue de 294.271 millones de pesetas, 1.768,60 millones de euros, de los que más del 55% los negoció Telefónica.

Esta sociedad continúa marcando diferencias con el resto de los valores de la bolsa española, ya que ésta sólo habría negociado 130.000 millones de pesetas sin la aportación de la operadora.

El euro consiguió un discreto rebote en su cotización frente al dólar, con un cambio oficial de 0,9012 dólares, nivel en el que se mantenía a última hora de la tarde y que suponía un abaratamiento de 2,68 pesetas por dólar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de agosto de 2000.