Un hombre, en coma al recibir una patada por vomitar ante una discoteca

Fractura y dos hemorragias

Una pelea de madrugada entre dos hombres, ambos muy corpulentos, acabó con uno de ellos en el hospital y al borde de la muerte a causa de un golpe brutal. La policía busca a un individuo de 120 kilos, 1,85 de estatura y el pelo muy corto, por propinar ayer una patada en la cabeza a un polaco que vomitaba, borracho, ante la puerta de la discoteca Velada, en la calle de Atocha (Centro), según explicaron fuentes policiales.El incidente ocurrió a las 0.30 en la esquina de la calle de Atocha con la de San Pedro. Thomas Wilazynski, polaco, de 35 años, boxeador en su tierra natal, estaba apoyado en un coche a las puertas de la discoteca Velada. Wilazynski estaba ebrio y comenzó a vomitar.

En ese momento se le acercó el agresor y le recriminó que estuviera devolviendo en la puerta de la discoteca, sentado sobre un coche que no era suyo. El extranjero le respondió como pudo y ambos se enzarzaron en una fuerte discusión. El agresor zanjó la discusión de una patada: propinó a su oponente un fuerte golpe en un lateral de la cabeza, junto a un oído. El polaco, que había estado tomando copas acompañado por unos amigos, cayó en redondo contra el suelo. Quedó tendido en la acera inconsciente, sangrando como consecuencia del golpe.

Una vecina narró ayer que estaba viendo la televisión en el salón de su casa cuando escuchó un golpe muy fuerte procedente de la calle. La mujer se asomó al balcón para ver lo que pasaba y vio a un hombre "tan grande como Schwarzenegger -el actor que protagonizó la película Terminator-" que le estaba pegando unos golpes muy sonoros a otro. Otros vecinos afirman que el agresor usó técnicas de pelea "propias de las artes marciales para tumbar a golpes al herido y dejarlo sin conocimiento", según aclaró un hombre.

La sección de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial busca al agresor, quien no es el dueño del coche -pertenece a una mujer- sobre el que estaba sentado Wilazynski. El atacante, según varios vecinos, trabaja de portero en una discoteca.

El herido estaba inconsciente cuando fue atendido por los sanitarios del Samur (092). Fue trasladado en una ambulancia al hospital Clínico de San Carlos. Ingresó en la unidad de urgencias en estado muy grave: la patada que le propinó el agresor le fracturó el hueso temporal y le causó dos hemorragias, una dentro del cerebro y otra entre el cráneo y el cerebro, según fuentes médicas.Los cirujanos le sometieron a una primera intervención quirúrgica. Le pusieron un drenaje en el cráneo para que evacuara la sangre, pero empeoró durante la madrugada y, según el portavoz del hospital, el neurocirujano de guardia le sometió a las 10 de la mañana de ayer a una segunda intervención para eliminar la presión del hematoma en el cerebro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de agosto de 2000.

Lo más visto en...

Top 50