Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

La policía cree que ETA robó en Pau material para hacer detonadores

La policía baraja la hipótesis de que el robo de explosivos, perpetrado el pasado 27 de julio en una cantera próxima a la localidad de Pau, en el sur de Francia, obedece a la necesidad de ETA de abastecer a sus comandos de detonantes industriales capaces de hacer estallar las cargas explosivas con total fiabilidad.ETA ha cometido varios atentados frustrados, especialmente con bombas lapa, cuyos detonadores fallaron a causa de su defectuosa elaboración.

En el robo, ETA logró hacerse con un centenar de detonadores, cordón explosivo y 1.447 kilos de goma F-16 en la cantera de Arthez-Asson, a unos 30 kilómetros de Pau. Este robo se produjo diez meses después de que el 28 de septiembre de 1999 un comando integrado por siete encapuchados de ETA y del Ejército Revolucionario Bretón robara ocho toneladas de dinamita industrial en una fábrica de Plevín, de los que aún faltan por aparecer tres toneladas, y que ha sido utilizada por los etarras en varios atentados con coche bomba.

El pasado 19 de julio, el vicesecretario general del PSOE en Andalucía, José Asenjo, su esposa y una de sus hijas salvaron la vida, en Málaga, al fallar el detonante de la bomba lapa adosada a los bajos de su vehículo cuando se encontraban en su interior. Tampoco estalló el artefacto colocado en el coche que usaron los etarras para huir tras el atentado contra Asenjo. Contenía una bomba lapa bajo el asiento del copiloto que explosionó la policía. Otra bomba lapa que la banda terrorista no pudo hacer estallar fue la descubierta el pasado 7 de julio, en Ordizia (Guipúzcoa), en los bajos de la furgoneta del empresario Juan Bautista Rubio Beloki.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de agosto de 2000