_
_
_
_

Separatismo sin salida

(...) El PNV mantiene todavía su pacto con los amigos de ETA, a pesar de que raras veces ha sido tan elevado el número de atentados y ha estado tan extendido el miedo a expresar en público opiniones políticas en el País Vasco. El PNV debería reconocer que su intento de atraer hacia ellos a los separatistas ha fracasado de forma definitiva. La mayoría del partido desea volver a su anterior colaboración con los partidos democráticos con representación en toda España. Sin embargo, algunos políticos importantes, entre ellos el líder del partido, Xavier Arzalluz, desean mantener su pacto con el entorno de los terroristas. (...)A pesar de que son muy pocas las regiones europeas que disponen de una autonomía tan amplia como la vasca, una minoría de vascos sigue creyendo en las tesis, tan simples como falsas, de la opresión de su país por Madrid, creencia en la que son reforzados por políticos irresponsables como Arzalluz. Entre esa minoría ignorante o mal informada, que quizá suponga una décima parte de la población, ETA sigue encontrando simpatía y apoyo. (...)

El terror del País Vasco podría acabar si la mayoría de las personas pacíficas y racionales constituyeran un bloque frente a la violencia. En semejante alianza cabrían todas las organizaciones democráticas, con lo que ETA y el entorno político de los terroristas quedaría aislado. En ese momento volverían a existir fronteras claramente delimitadas entre los demócratas y los violentos en el País Vasco español.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

12 de agosto

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_