_
_
_
_

Una ciudad destripada

"En obras". Valencia ha colgado el cartel. En al menos 50 calles, entre ellas las cuatro grandes vías, la ciutat del Túria muestra sus entrañas al paseante. Los arqueólogos sacan del subsuelo el pasado de la ciudad; el progreso (las empresas de telecomunicaciones) entierra sus tentáculos de fibra óptica; las compañías de gas y electricidad amplían y mejoran sus redes de tuberías y cables; el Ayuntamiento derriba "tapones" urbanos, renueva aceras, rehabilita mercados... Aunque valencianos y turistas, cada vez más numerosos durante el inhóspito agosto, hayan visto convertido un paseo en una carrera de obstáculos, Tráfico considera este mes el más apropiado para las obras.Si en lugar de caminar por la Barcelona de los noventa, el sufrido extraterrestre de la novela de Eduardo Mendoza Sin noticias de Gurb, que probó todas las zanjas de la Ciudad Condal, se diera una vuelta por la Valencia del 2000, caería en una de canalización de fibra óptica. En los seis primeros meses de este año, las compañías de telecomunicaciones han perforado 33,21 kilómetros de la ciudad repartidos en 25 enclaves, a los que hay que añadir nueve en ejecución durante este mes de agosto y 43 previstos para el futuro.

Más información
FOTO SIN TITULO

Aunque el permiso para instalar el cable no depende del Ayuntamiento, sí es su labor coordinar las obras. ONO perfora en solitario siete zonas, y en cinco más, de tres a nueve operadores han conseguido ponerse de acuerdo para romper el pavimento de la ciudad una sóla vez. No se tuvo tanta previsión en la Avenida de Aragón. El tramo comprendido entre el edificio Europa y Blasco Ibáñez se ha levantado tres veces en los últimos meses para las obras de alcantarillado y del carril bici que ya se había remodelado en junio.

La compañías de gas y electricidad también seguirán el consejo de Tráfico. Cegas está ampliando sus instalaciones en Ciutat Fallera y Benimaclet; e Iberdrola aprovecha el verano para sustituir las líneas de cable eléctrico de media tensión en mal estado en siete zonas. La instalación de colectores del agua ha levantado el pavimento de ocho calles, entre ellas Lérida y Sagunto, que quedarán cerradas del 14 al 17 de agosto. El Ayuntamiento acomete este mes al menos 14 obras en distintos puntos de la ciudad. En Poeta Querol, unos muros de origen islámico han obligado a cortar la calle al tráfico hasta septiembre. En medio de este caos urbano, los turistas extranjeros se preguntan: "¿Cuándo acaban Valencia?".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_