_
_
_
_

Las mujeres a las que dispararon en Granada mejoran de sus lesiones

Las dos mujeres suramericanas que el pasado sábado fueron apuñaladas y tiroteadas en la carretera que une Granada con el cercano municipio de Alfacar continúan hospitalizadas y en estado grave, aunque ayer mejoraron levemente de sus heridas. La Guardía Civil, que investiga el caso, mantiene en secreto los resultados de sus indagaciones.La recuperación experimentada por la chilena R. F. Z, de 41 años, permitió a los médicos del hospital Clínico, donde permanece ingresasada, retirarle la respiración asistida. Las lesiones producidas por los tres disparos que recibió han obligado a extirparle un riñón y parte del colon. Además, sus agresores le asestaron seis cuchilladas en la cara, cuello, tórax y costado izquierdo. Los médicos siguen temiendo por su vida.

Su compañera, la colombiana J. G. P., de 24 años, permanece consciente y estable dentro de la gravedad. Los médicos han podido extraerle la bala que le fue disparada en el tórax, pero no la alojada en el abdomen. Además, fruto de uno de los brutales golpes que recibió, tiene fracturada la séptima vértebra cervical. Ayer por la mañana fue trasladada al hospital Ruiz de Alda donde, tras una prueba, se descartó que tuviera dañada la médula, lo que había hecho temer a los médicos una posible parálisis en sus extremidades. Por la tarde fue de nuevo ingresada en el Hospital de Traumatología.

Según fuentes de la investigación citadas por Efe, la colombiana declaró que ambas habían llegado a Granada en un autocar procedente de Madrid. Fueron secuestradas por tres desconocidos, al parecer dos hombres y una mujer, cerca de la Estación de Autobuses, introducidas en un coche y conducidas al lugar donde fueron apuñaladas, tiroteadas y salvajemente golpeadas. Sus agresores también les robaron las maletas que portaban.

Un conductor que circulaba por la carretera vio en la cuneta a una de las heridas y avisó al 061. La Guardia Civil no descarta que el suceso esté relacionado con alguna red organizada de tráfico de drogas o prostitución.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_